Páginas vistas en el último mes

domingo, 8 de mayo de 2016

El adiós de Javier Lecumberri (UGT)

Javier Lecumberri, en la sede del sindicato en Pamplona. (PATXI CASCANTE)

XI Congreso de UGT 

Lecumberri urge al Gobierno “no perder  más tiempo” y retomar el diálogo social   
El secretario general  saliente de UGT se  despide con una autocrítica, hace otra critica  “severa y constructiva”  al Ejecutivo de Barcos, acusa a ELA y LAB de cobardía y demagogia (ver los comentarios del Noticias) y exige la retirada de ikurriñas y símbolos de ETA de los homenajes a los fusilados
Reivindica ante la  presidente el papel de  UGT como primera fuerza  sindical en Navarra

La número dos confederal de UGT, Cristina Antoñanzas, abraza a Lecumberri tras su discurso. BUXENS
CARLOS LIPÚZCOA  Pamplona 
Javier Lecumberri, secretario general  saliente de UGT en Navarra,  afrontó ayer su última gran intervención  pública como máximo  responsable de la primera fuerza  sindical en la Comunidad foral.  Fue durante su intervención en la  apertura del XI Congreso del sindicato  ante los 148 delegados, el  80,22% de los 180 representantes  convocados, encargados de refrendar  a quien será su relevo al  frente de la organización a partir  de este mediodía, Jesús Santos.   
Con un emotivo discurso, Lecumberri  repasó los principales  hitos de su mandato de poco más  de dos años. “Dos años y dos meses.  Lo de los dos meses hay que  puntualizarlo cuando se vive con  tanta intensidad”, precisó ante un  auditorio reunido en el hotel Iruña  Park de Pamplona, entre los  que se encontraban destacadas figuras  sindicales, políticas e institucionales  como la presidente del  Gobierno foral, Uxue Barcos, el vicepresidente  de Derechos Sociales,  Miguel Laparra, la secretaria  general del PSN, María Chivite, el  presidente de UPN, Javier Esparza,  el portavoz de Izquierda-Ezkerra  (I-E) en el Parlamento de Navarra,  José Miguel Nuin, la número  dos de UGT a nivel estatal, Cristina  Antoñanzas, el secretario general  de CC OO, Raúl Villar, o el secretario  general de la CEN, Carlos  Fernández Valdivielso.   
El secretario general saliente  aprovechó la presencia de Barcos  y Laparra para dirigirles una “crítica  constructiva pero también  severa” al actual Ejecutivo y urgirles  a relanzar el diálogo social:  “Es realmente importante que en  estos momentos podamos llegar  a acuerdos entre distintos, Gobierno  de Navarra, empresarios y  sindicatos, para tirar del carro y  salir de este agujero negro en el  que algunos nos están metiendo”.  En ese sentido, Lecumberri reivindicó  la validez del último  acuerdo que UGT y CC OO firmaron  con el último Ejecutivo de  UPN y la CEN. “Fue un acuerdo  muy importante y muy complicado  que no tuvo mucha vida, pero  que quiero reivindicar no solo  por el trabajo que hicimos, sino  por la necesidad que tenemos  ahora mismo de alcanzar ese tipo  de acuerdos”, expuso antes de recalcar  que no se podía “perder  más tiempo” en referencia a la  inactividad del nuevo Gobierno  de Navarra en esta materia. 

09.11.14 ELA y LAB, acompañados por Barcos, por el derecho a decidir de Cataluña
Demagogia y cobardía 
Por ello, defendió la función de  UGT como interlocutor social en  su condición de primer sindicato  en Navarra por afiliación y por número  de delegados “elegidos en  elecciones sindicales”. “Por desgracia,  eso también nos convierte  en el enemigo a batir por algunas  organizaciones que nos ven como  un peligro para sus objetivos sindicales”,  advirtió en referencia a  ELA y LAB. Se mostró especialmente  crítico con estos dos sindicatos,  a los que acusó de “servir a  dos grandes señores, los trabajadores  y la construcción nacional,  algo que es absolutamente contradictorio”.  “Quienes hemos tenido  que convivir con ellos sabemos de  su incapacidad de asumir compromisos  o tomar decisiones y su  cobardía a la hora de llegar a  acuerdos. Muchas veces es más  fácil no llegar a acuerdos, recurrir  a la demagogia facilona y ver la botella  medio vacía”, criticó el secretario  general, cuya gestión al frente  de UGT fue respaldada por el  78,2% de los delegados asistentes.   
Lecumberri aprovechó sus últimas  frases para agradecer la labor  de sus compañeros en la ejecutiva,  con quienes confesó haber compartido  “muy malos ratos” por las  difíciles decisiones que tuvieron  que afrontar, y a la estructura del  sindicato, repleta de “profesionales  extraordinarios”. “Por último,  a los 18.000 afiliados y a los más  de 1.500 heroicos delegados que  se han peleado por los intereses  de los trabajadores en sus fábricas  y de los de todos los ciudadanos.  Para mí ha sido un honor, un  orgullo y un privilegio haber sido  vuestro secretario general”, terminó  con la voz quebrada y un largo  aplauso de todos los presentes.     


Jesús Santos (i), saluda a su antecesor en el cargo Javier Lecumberri (d)
“Es el momento de asumir errores,  hacer autocrítica y pedir disculpas” 
Pidió disculpas a  quienes molestó por  su apoyo a Álvarez y  admitió un déficit de  democracia interna
CARLOS LIPÚZCOA  Pamplona  
“Toca asumir errores y hacer autocrítica”,  confesó ayer el secretario  general saliente de UGT en  Navarra, Javier Lecumberri, ante  los 148 delegados participantes  en el XI Congreso, aunque  también puntualizó que era necesario  valorar “el trabajo que se  ha hecho”. A lo largo de un discurso  que se prolongó durante  casi 50 minutos, Lecumberri recorrió  algunas de las decisiones  más controvertidas a las que tuvo  que hacer frente “como cabeza  visible de UGT y responsable  de su gestión”. Su primera disculpa  se centró en su apoyo al candidato que terminó siendo elegido  nuevo secretario general de UGT  en sustitución de Cándido Méndez:  “Como todos sabéis, apoyé  públicamente a José María Álvarez  antes de la votación, algo que  me ocasionó problemas internos.  De igual manera que pido  disculpas a aquellos que pude  molestar por ese apoyo, debo decir  que creo que hice lo correcto”.   
El secretario general saliente  ensalzó la figura de Álvarez como  nuevo líder confederal de UGT y  defendió su mensaje para mejorar  la democracia interna en  UGT: “No solo en las decisiones  de convenios colectivos o sectoriales,  sino también sobre problemas  confederales y territoriales”.  Así, se refirió en concreto al  último gran acuerdo que se firmó  junto con CC OO, la CEN y el anterior  Gobierno de Navarra para  reconocer que “probablemente”  deberían haberlo sometido “a debate  e incluso a votación”. “Fue un  buen acuerdo, pero el debate y la  votación hubiera exigido explicarlo  bien a las bases y hubiera  dado fuerza y argumentos a  nuestros delegados para que pudieran  defenderlo. Me lo pongo  en el debe”, admitió.   
Lecumberri también recordó  el ERE de extinción que supuso  el despido de casi la mitad de la  plantilla de UGT a finales del año  pasado: “La pérdida de afiliación  y delegados por la crisis provocó  una caída de ingresos. A la dirección  nos tocó gestionar esta circunstancia  que inevitablemente  nos obligó a hacer una fuerte reestructuración  de personal y de  salarios. Esa situación creó tensiones  y problemas. Quizás me  faltó capacidad de explicarlo y  sensibilidad”. Pese a ello, quiso  reconocer la labor de los distintos  empleados que tuvieron que  salir, aunque recalcó que el ERE  fue respaldado en votación por  más del 90% de los trabajadores. 

Tras 37 años de democracia, ninguna bandera constitucional

Críticas a las ikurriñas en los actos  de homenaje a los fusilados de UGT 
“Casi el 40% de los asesinados en Navarra eran compañeros nuestros  de la UGT. Toda la dirección empezando por el secretario general. Familias  enteras, como la de Corpus Dorronsoro. Y tantos y tantos otros.  Es de justicia recordarles”, clamó ayer el secretario general saliente  de UGT, Javier Lecumberri. El líder sindical aleccionó a los asistentes  al XI Congreso para defender su presencia en los homenajes a los fusilados,  en los que “deleznablemente” algunos van “no solo con ikurriñas”,  bandera que los afiliados de UGT “nunca defendieron y que  veían como un símbolo más cercano a la burguesía”, sino que acuden  “con carteles reivindicativos de ETA y sus presos”. “Nuestros compañeros  que lucharon por la libertad, por la dignidad, por la democracia  jamás tuvieron nada que ver con esta gentuza que durante años, entre  otros, asesinó a muchos compañeros”, lamentó antes de reconocer la  labor de las diferentes asociaciones de familiares de fusilados.

No hay comentarios: