Páginas vistas en el último mes

miércoles, 30 de marzo de 2016

Los de Bildu están enfadados

Beloki y Abaurrea exasperando a los padres de EEII
Hacía mucho tiempo que no leía un artículo como el que ayer publicaba José I. López Borderías en DN. En estos tiempos en los que los navarros todos estamos en la oposición, escritos como el suyo son una agradable brisa en esta travesía del desierto. Reírse de lo malos que son y de lo mal que lo están haciendo es, sin duda, una terapia estupenda.
Gracias, López Borderías, y no dude en enviar a Desolvidar artículos como el citado.


López Borderías pastoreando en la Autovía de la Barranca
Los de Bildu están enfadados                                                                  José I. López Borderías
En Diario de Navarra vi una foto de una mini concentración de unas 20 personas, compuesta por cargos electos de Bildu y miembros de Sortzen, que protestaban por la falta de información a los padres en la matricula de vascuence por parte del gobierno que ellos mismos controlan. La verdad que eran pocos pero se les veía muy enfadados y el propio Sr. Araiz así lo manifestaba.
Para mí, que conozco y he soportado a estas personas desde hace más de 30 años, cuando eran los prebostes de Herri Batasuna, debo reconocer que siempre los he visto enfadados; nunca les ha gustado el progreso, ya que es sinónimo de apertura y modernidad; por eso cada kilómetro de autovía a San Sebastián o de la Barranca, o cada avance en el Pantano de Itoiz era para ellos un cabreo continuado, pidiendo siempre la colaboración de ETA para que pararan las obras, o más sutilmente, que nos pararan a nosotros (ETA, mátalos). Me imagino que ahora los Bildus y la Sra. Beaumont ni beben agua de Itoiz, ni se desplazan por las autovías ni tan siquiera para abrazar en Anoeta al camarada Otegui que, después de una temporada a la sombra, surge -jaleado por Podemos- con nuevas fuerzas para seguir practicando la independencia y la endogamia patriótica.
Como yo he sido siempre muy tolerante, y ellos lo saben, debo reconocer que el Sr. Araiz y sus colaboradores tienen todo el derecho del mundo a estar cabreados, y yo también a reconocer que, como víctima que he sido de ellos, estoy encantado de que estén enfadados, y que me produce una felicidad difícil de describir que los causantes de sus males sean sus propios compañeros del Gobierno.
Para Bildu, la presidenta Barkos y Geroa Bai, son una pandilla de nenazas que como todos los partidos derechosos se asustan y reculan ante la más pequeña movilización ya que como mucho, la manifestación más grande que han preparado o asistido ha sido la boda de algún familiar. Por lo tanto no son capaces de aguantar el empujón, aunque pierdan un diputado en las últimas elecciones en beneficio de Podemos.


Hasta los guardias disfrutan con Podemos
Ven con asombro cómo su tribu se disgrega (será por culpa de esa modernidad de internet); hasta ahora, todos tan uniformados con su flequi, su melenita, sus ropajes más o menos iguales, con su periódico de partido bajo el brazo, y todos al mismo club social: las Tabernas del Pueblo; a semejanza de las falanges franquistas con sus bigotitos, su pelo corto, el traje azul, prietas sus filas y su periódico el Alcázar bajo el brazo, partido que por anticuado desapareció; y ellos llevan el mismo camino, por eso sus votantes han empezado a abandonar la tribu para votar a un partido como Podemos, más cuqui y más modernillo -total casi son lo mismo-; mola mazo la bici que lleva Laura Pérez, de lo más ‘cool’ el peinado de la presidenta del Parlamento, la ropa es guay y en el Ayto. tienen animadores disfrazados de Spiderman, y la satisfacción de saber que cuando entras en Podemos, te regalan el manual del gran encuestador e incluso puedes hablar en francés para que no te entiendan. Claro, Bildu se enfada cuando ve que así, a lo tonto y disimulando, y sin dar bola en el Parlamento, les han birlado el escaño en el Congreso de Sabino Cuadra, persona tan entregada a la causa que se comía a mordiscos la Constitución Española.


¡Cómo no van a estar enfadados, si antes las manifestaciones las hacían ellos, y ahora es la gente normal los que se las montan a ellos! 
¡Cómo no van a estar enfadados, si su obsesión por imponer el vascuence ha conseguido que la enseñanza privada concertada esté creciendo a consta de la pública, ante las vacilaciones e incertidumbres que han generado en los padres la continuidad de los PAI!
¡Cómo no se van a enfadar, si después de hablar tanto de las ayudas a la inclusión social, las asociaciones de afectados se quejan de que con el Gobierno de UPN los excluidos cobraban 60 € más que con el cambio realizado por el Gobierno también del cambio! ¡No hacen falta alforjas para este viaje!
¡Cómo no se van a enfadar, si se han dado cuenta de que -por culpa del odio contra la enseñanza en castellano e inglés, y el maltrato dado a las familias-, mucha gente se ha dado cuenta de que el vascuence no es la lengua que nos decían de todos los navarros, que sólo es de una zona de Navarra y de dos partidos políticos, y que la mayoría de la gente no la hablaron jamás, ni sus tatarabuelos, ni los bisabuelos, ni los abuelos, ni sus padres, ni ellos, ni la hablaran sus hijos y nunca la han sentido como suya, ni es vehicular ni la sienten como tal, opinando con gran sensatez que el que quiera aprenderla que la aprenda y al que no quiere que no lo crucifiquen y le dejen en paz! Al final, Bildu cree que ellos -además de tener razón- son los únicos que trabajan y se mojan, y los beneficios son para los demás. Así es la vida: el cuento de la hormiga y la cigarra en euskera.



En definitiva, el que el Sr. Araiz y sus condiscípulos estén cabreados es muy sano para la libertad, es bueno para el derecho de los padres a decidir, para la convivencia ciudadana y para la democracia en general. 
Si me permiten ilustraré con un pequeño chiste de hace muchos años cual es el sentido democrático que en la actualidad practican los políticos del cambio.
Dos jóvenes van paseando y uno le pregunta al otro: "¿Sabes que viene la democracia?". Y el otro le dice: "¿Y eso qué es?". El primero le contesta: “Pues, que podrás hacer lo que te dé la gana”. El otro le responde "¿Y si no quiero hacer nada?". Le dice rotundamente el otro: “Pues te obligarán”.
José I. López Borderías es ex consejero del Gobierno Navarro por UPN

2 comentarios:

Mari Carmen DíazdeCerio dijo...

Excelente !!!
Democracia = Libertades y Respeto a los que piensan diferente !!!!

javichu dijo...

Muy buen artículo amigo Patxi. Gracias por mantenernos en la esperanza a los navarros de bien