Páginas vistas en el último mes

martes, 5 de enero de 2016

¡Gracias, Reyes Mágicos!


Actualización 17.30El Noticias, peor que un panfleto: 
"Sorpresa en la Magdalena: Pamplona, tras 30 años, tiene un verdadero rey Baltasar"
A ver cuántos años tardan ellos  en transformarse en un verdadero periódico

En vez de poner palos en las ruedas de las carrozas, polemizando sobre la figura de Baltasar, amenazando con retirar subvenciones.., sería mejor dar las gracias a la Asociación Cabalgata de Reyes por su trabajo, dar las gracias a esos cientos de voluntarios, porque sin todos ellos no habría magia ni ilusión para los niños de Pamplona. Así que ¡Gracias, Reyes Mágicos!

Carta a los Reyes Magos
Esta carta va dirigida a los Reyes Magos de siempre, a los míos, a los que yo conocí de niño y nunca me defraudaron, porque, aunque no había lo que yo pedía, jamás me dejaron sin “la ilusión” del deseo. A esos Reyes Magos de siempre va dirigida mi carta. Pido, queridos Reyes Magos, una tonelada de ilusión, de optimismo, de realismo y de cambio real y verdadero. No pido más, no quiero más, solo esas tres o cuatro cosas que se reducen a una sola: quiero vivir en una España entera, verdadera, unida en su diferencia y aunando voluntades, cediendo todos de todo para hacer un todo fuerte, unido y lleno de cambios en libertad y en serenidad, inundado con ilusión y optimismo. ¡No quiero otro cambio!
Tener las ideas claras, las de siempre, aquellas que nos han hecho grandes, aquellas que nos han hecho vivir de mejor manera, no quiero cambiarlas, quiero que ese sea “el cambio de no cambiar”. No quiero “tierras prometidas” que dicen nos hacen más libres y grandes..., ¡ese cambio no lo quiero! ...
... Tener convicciones libres de todo embuste recubierto de verdad no es ser inmovilista, es tener años y experiencia por ver y leer cómo evolucionan quienes quieren cambios para los demás sin cambiar quienes los predican. Queridos Reyes Magos, libradnos de aquellos que nos quieren salvar con esa “selva de palabras” que oídas desde lejos parecen verdades y a la larga son argollas que nos esclavizan más...
Queridos Reyes Magos, traednos un optimismo real... El optimismo que pedimos es que realmente no caigamos en el error de “para atrás”, porque nuestra meta es avanzar, no errar de nuevo con los nuevos profetas, que su avanzar es destruir.

A vueltas con Baltasar
En los últimos tiempos, próxima la fecha de la Cabalgata de Reyes, se reabre el debate de si Baltasar tiene que estar representado por una persona de raza negra o blanca. Ahora tenemos tendencia a polemizar por todo. Hace 33 años nadie se planteaba la figura de Baltasar, ¿porqué ahora sí? A los niños no les importa si los reyes son guapos o feos, altos o bajos, gordos o flacos, ellos los miran con los ojos de la ilusión y esos ojos todo lo ven perfecto. A los niños no les importa si los reyes llegan a Pamplona en camello o helicóptero, barca o monopatín, lo que realmente les importa es que lleguen. Los niños ven la Cabalgata en su conjunto porque sus ojos y su mente están rebosantes de ilusión, todo lo demás es secundario.
Pero el motivo principal de mi escrito es otro. ¿Por qué en lugar de polemizar sobre la figura de Baltasar no les damos las gracias? Sí, dar las gracias a la Asociación Cabalgata de Reyes por su trabajo, dar las gracias a esos cientos de voluntarios, porque sin todos ellos nada de esto sería posible. Así que ‘¡gracias, amigos!’. Gracias por estar ahí cada año aportando su trabajo desinteresado y por llevar ilusión a esos miles de niños que esperan con impaciencia el tan anhelado día de Reyes.
Mª JESÚS ZUDAIRE GOYENA

Un debate sin sentido
¿Qué es la cabalgata? La cabalgata es una representación, un teatro, en el que cada personaje tiene su rol particular y debe interpretarlo lo mejor que pueda. Se trata de que ese personaje sepa encarnar la ilusión y magia que esta suscita en los más pequeños, y no tan pequeños. Recordemos que esta representación está enfocada a los niños, quienes todavía creen en la magia de los Reyes Magos, y no a los adultos, quienes vemos todo de forma diferente al no tener esa inocencia.
A su vez, no deberíamos pasar por alto todo el esfuerzo que requiere organizar el evento que más gente atrae de todo Navarra cada año. La cabalgata no es algo solo del día 5, sino que requiere trabajo durante todo el año, de una forma completamente desinteresada, y creo que todos deberíamos agradecer a estas personas los sentimientos que producen en los más pequeños cada 5 de enero.
Evitemos el convertir la cabalgata en uno de los debates políticos clásicos de Pamplona. La Asociación, los pamploneses, y sobre todo los niños no lo merecen.

6 comentarios:

Echenique dijo...

Quienes padecen pavor a ser descabalgados, incluso anticipadamente, tratan de descabalgar a quienes han hecho méritos sobrados para seguir cabalgando y manteniendo la ilusión de los niños, entre los que hoy me cuento.

Anónimo dijo...

Disculpe y con todo el respeto, pero, ¿este blog es de verdad o va de coña? E

Patxi Mendiburu dijo...

No, no, de coñá no; va de pacharán! Gracias, anónimo respetuoso

Manolo BORREGO ORTIGOSA dijo...

Muy bueno Patxi

Anónimo dijo...

Pues yo creo que hace 33 años no había tantos negros en la ciudad como los hay ahora y a los niños se nos decía que ese era Baltasar y nos lo creíamos... ahora resulta que ya hay cabalgatas en burlada, noain, barañain, etc etc con Baltasares negros de verdad, resulta que 33 años después la población negra en Pamplona y Navarra es mucho mayor y la vemos cada día (niños incluídos). Los niños tienen compañeros negros en su clase con sus padres negros etc etc y si la ilusión de los niños alcanza los 9, 10 y en ocasiones 11 años pues es que todo cae por su peso.

Estamos en el siglo XXI ya bien entradito y lo que funcionó hace 33 años no funciona ahora y los niños de hoy no son los de antes.

Hacía falta un rey Baltasar negro ya o si no un montón de padres intentando en casa contestar a preguntas de miles de niños más mosqueados que otra cosa.

O eso o desvelamos esta mentira tradicional y quitamos de un plumazo esta ilusión.

Ala!

Anónimo dijo...

Pues yo personalmente creo que hay cosas más importantes en la sociedad que tienen q cambiar. A mi me gustaba mi Rey Baltasar de toda la vida. Me encantaba como lo hacia y aún hoy siendo una persona adulta me contagiaba su entusiasmo. A cierta edad todos los niños hacen preguntas sobre los reyes porque les entra las dudas y no porque el Rey Baltasar esté pintado. Hoy me he quedado cortadisima cuando he visto que Mi Rey Baltasar no se colgaba de la carroza para dar las manos a los niños y esa marcha que llevaba. No me meto con el Baltasar de este año respeto todo. Pero creo que la calbagata es una representación, un teatro y ahí tiene que quedar. Asi que simplemente dat las gracias por su implicación y entusiasmo al Rey Baltasr que me acompañó en mi infancia. Gracias y un abrazo