Páginas vistas en el último mes

martes, 15 de diciembre de 2015

“No manchemos la memoria de nuestros héroes”

El subdirector Jorge Garcia Tudela y el policía Isidro Gabino San Martín
Creo, Patxi, que ya sabrás que Gabino San Martín, "Gabi", murió en un acto de heroicidad al salir del bunker donde se había refugiado junto a otros 8 compañeros y al darse cuenta de que faltaba Jorge  (eran 10 en total), salió él en su busca junto a otro compañero que pudo parapetarse y salvó su vida. Este último es quien ha relatado como fueron los hechos. A Gabi (así lo llamaban sus compañeros) lo tirotearon desde la azotea donde se habían apostado los asaltantes. Los que se quedaron en el bunker vivieron horas muy angustiosas pensando que en cualquier momento entrarían a matarlos a todos, pues con la explosión del coche bomba la puerta de salida del bunker quedó trastocada y no cerraba herméticamente. Los rescataron después de 12 horas.

CARTA ABIERTA del hermano de Jorge García Tudela, el subinspector de Policía asesinado en el atentado en la Embajada de España en Kabul
F. Rafael García Tudela
“No manchemos la memoria de nuestros héroes”
FRANCIA 1-España 0 (para nuestra vergüenza)
Mi hermano menor, Jorge, perdió el viernes su vida en el atentado de Kabul junto con su compañero Gabi. Deja a su amada Gema y a sus dos ojos de la cara, Alejandro y Lucas -este último con tan solo nueve años-, sin olvidar a una madre, suegros, hermanos, cuñados, tíos, primos, compañeros y amigos, que ya no seremos nunca más presas de sus interminables abrazos y pegajosos besos, ya que mostraba su amor con la misma pasión y entrega que ponía en todo aquello que hacía en la vida. 
Mi hemano no murió por las balas o explosiones, Jorge murió por defender los valores en los que creía: su familia, su trabajo y una patria en libertad y justicia. 
Como Jorge, hay miles de personas que arriesgan su vida por estos mismos valores y que, quizá, nunca sean debidamente reconocidos. Hoy todos los medios se hacen eco de la noticia y los políticos hacen mención en sus mítines. Algunos ya apuntan a sucumbir a la tentación de utilizar este hecho como un arma arrojadiza con la que obtener una ventaja en el proceso electoral. A estos les ruego que, por favor, no manchen la memoria de un hombre de honor con su deshonor, que lo aparten de sus luchas cainitas impropias del pueblo que pretenden liderar. 
Siento envidia de la unidad del pueblo francés frente a la indignidad que aquí mostramos. Mi hermano murió asesinado por una barbarie contraria a todo en lo que él creía. Si hay que mejorar las condiciones de todos los que nos defienden, que se haga por una vez mostrando la unidad de un pueblo, todos juntos en una decisión única de combatir la sinrazón y asegurar nuestras libertades y derechos frente a quienes nos las quieren arrebatar. 
Pero ahora, por favor, dejen esto fuera de sus debates oportunistas. Nadie obligó a Jorge a abordar esa misión, y nunca nadie le habrá oído quejarse de su equipamiento, ni por las condiciones de la embajada, etc. Él tenía una misión, y no dudaba en ejercerla hasta el final, porque el amor a su trabajo y a su profesión no le permitiría hacerlo. 
Estoy seguro de que solo se habrá ido con un reproche, y es el de no poder haber donado todos sus órganos para salvar más vidas, ya que esa era su voluntad, y las circunstancias de su muerte no lo han hecho posible. 
Dentro de una semana nadie se acordará de Jorge en los medios, ni los políticos en sus mítines (afortunadamente), pero su legado quedará en el ejemplo que nos dio a todos los que tuvimos la suerte de quererle y admirarle. En vida lo dio todo por todos, nunca se guardó nada para él. Ahora solo espero y confío en que su país le devuelva al menos una parte de ese esfuerzo ocupándose de su viuda e hijos.

Fernando Rafael García Tudela es hermano del subinspector Jorge García Tudela



No hay comentarios: