Páginas vistas en el último mes

viernes, 7 de agosto de 2015

Recordando a Francisco Casanova

(pincha para leer mejor el programa de mañana domingo, día 9 de Agosto)
Mis recuerdos
Sería por el 85; la procesión o, mejor, la Octava de San Fermín. Estaba con mi hija a hombros en la Calle Mayor. No había mucha gente. Cuando se acercó la comitiva, un individuo que llevaba el gorro de la ikurriña empezó a vociferar: "¡¡¡Gora Euskadi askatuta!!!". 
Reconocí a Mikel de inmediato, ya que, allá por el 78-79, solía caer (nunca mejor dicho) por el Zagit, el bar de un amigo que yo frecuentaba. 
Desgraciadamente, terminó poniéndose a mi lado, y continuó con su letanía: "¡¡¡Gora Euskadi askatuta!!!". Le pedí en vasco que por favor se callara y que respetara este acto de Pamplona. Me contestó en castellano que, como era de Tafalla, no entendía el euskera. "¿Pero no decías que eras de Artica... o de Aizoáin?", le respondí. 
En ese momento mi hija, de tres años y que estaba sobre mis hombros, le dio un manotazo (con su manica, un "manotacico") en la "Gorra Euskadi" y el vociferador le levantó la mano. La gente se le echó encima y tuvo que irse "con la música a otra parte". 
Más de 15 años después (en el 2002), me enteré de que ese alborotador era el padre de otro "descerebrado", condenado por el asesinato de Caballero y Casanova.


*************************************************************

Carta de los lectores
Querido Paco. Mañana se cumplirán  15 años de aquel 9 de agosto  del año 2000, fecha en la que unos  descerebrados decidieron terminar  con tu vida sin motivo alguno,  por aquello de ser español, militar,  jotero y, en definitiva, por la causa,  que no era otra sino la de exterminar  a todo aquel que constituyese  un obstáculo en la construcción de  la mal llamada “Euskal Herria”. 
Te robaron la vida, Paco, y a su  vez nos la robaron a todos los ciudadanos  de bien. Han pasado 15  años y tengo que darte una mala  noticia. Tu tierra, Navarra, a la que  tanto le cantabas, y nuestro pueblo,  Berriozar, están hoy dirigidos  por el independentismo vasco. Y, peor  aún, teledirigidos a una distancia  no muy lejana por los herederos  de Batasuna. Sí, Paco, has entendido  bien. Aquellos que, cuando te  mataron, miraban para otro lado y  exigían derechos, pero para quienes  tenían las manos manchadas  de sangre, están hoy presentes en  las instituciones navarras y, aunque  te cueste creerlo, tienen además  grandes e importantes responsabilidades  en ellas. Quienes  por aquel entonces ostentaban la  alcaldía de tu pueblo cuando terminaron  contigo, y se negaron a  condenar tu asesinato, han vuelto  después de 15 años a liderar el  Ayuntamiento de Berriozar. Con  otras caras, sí, pero con el mismo  trasfondo detrás. 
Decía Ortega y Gasset que el crimen  no está en los que matan, sino  en los que no matan pero han dejado  matar. Y de estos hay desgraciadamente  todavía muchos a los  cuales jamás he escuchado pedir  perdón. Pero la esperanza es lo último  que se pierde, y yo me niego a  perderla. 
Mañana domingo, 9  de agosto, volveremos a recordarte,  Paco. A ti, y a todas las víctimas  de la barbarie etarra. Volveremos  a escuchar aquellas joticas que tú  cantabas (pincha el vídeo de abajo); y lo haremos no gracias  precisamente al actual equipo de  gobierno municipal, sino gracias a  esos “Vecinos de Paz” cuyo lema  nunca olvidan, y es que “vivir en  los corazones que dejamos atrás  es no morir”. 

DANIEL CUESTA CASTAÑEDA, portavoz  de UPN en el ayuntamiento de Berriozar.


**********************************************************************
Una jota bien cantada nos emociona a cualquiera. Pero si quien la canta es el propio Francisco Casanova... ¡Paco, un navrazo!

No hay comentarios: