Páginas vistas en el último mes

viernes, 21 de agosto de 2015

Juan Frommknecht: La violencia cruzada del señor Asirón

El profesor Adolfo González Ginés, ante la pizarra con las firmas de los compañeros de clase, de 7º C, de Alfredo Aguirre, "Godo".  
Que una persona que haya vivido en Navarra en los últimos cuarenta años hable de violencia cruzada entre ETA y el estado supone, o una ignorancia supina sobre la verdad de lo acontecido o una malvada mentira para justificar la realidad que todos hemos vivido. Que quien realice dicha información sea historiador, a mi juicio descarta la primera de las opciones. El hecho de que el autor de la frase sea el alcalde de Pamplona, me produce un dolor infinito.
No existe violencia cruzada entre un atracador y las fuerzas policiales que lo detienen. El primero atenta contra las normas, contra la propiedad privada y por ende, contra la sociedad, mientras que los segundos protegen a esa misma sociedad y hacen que se sienta más segura.
No existe violencia cruzada entre el maltratador y los policías que lo detienen. El primero utiliza su fuerza y su ventaja, física o sicológica para causar un enorme mal a quien no puede defenderse. Los policías impiden que el maltrato continúe y protegen a quien, por sí sola, no podría hacerlo.
Igualmente, no existe violencia cruzada entre los asesinos de ETA y la policía. Unos mataban, mutilaban, atentaban, para, no lo olvidemos, entre otras cosas imponer muchas medidas que son las que propone Sortu,y por lo tanto Bildu, mientras que los segundos detenían a los autores e intentaban evitar nuevos crímenes.

[Aquí os ofrezco cinco minutos de lo que, según Asirón, es la "violencia cruzada". Suceden esos cinco minutos en la Bajada Javier de Pamplona. Cinco minutos que para algunos es toda la vida, toda la eternidad. Por ejemplo, para Juan, el autor de este artículo. Cuando Juan tenía 15 años, ETA acabó con la vida de su compañero de piragüismo Alfredo Aguirre, en 1985. Tras escuchar a Mari Carmen, le invito a Asirón a que tenga en consideración también otra violencia: la "violencia oculta" que hay, ahora mismo, en su ciudad.




En esta ciudad ETA ha matado a niños, funcionarios, ciudadanos a los que ETA -y solo ETA- tachó de traficantes y les aplicó la pena de muerte, sin tener luego valor para reivindicar el crimen; comerciantes, directores de mutua, policías y Guardias civiles; ha secuestrado a empresarios -grandes y pequeños-, y ha añadido en sus listas de la muerte a muchas personas por el hecho de pertenecer a un partido político, ser periodista, o vaya usted a saber qué. ETA incluso planeó matar a policías municipales, esos mismos que le tienen ahora a usted por máximo responsable; mató a concejales de Pamplona y a padres de concejales de Pamplona.


SUS COMPAÑEROS En la fila de atrás, y de izda. a dcha.: José Carlos Caballero, Ecequiel Barricart Subiza, Vicente Larraz Larumbe, Felipe Iturri Goñi, Mikel Larrea Lecumberri, Enrique Sánchez de Muniáin, Alberto Aniz Díaz, Pedro Aragón Olavarri (de pie) e Ignacio Horno. En la fila de abajo, sentados y de izda. a dcha.: Javier Iriberri Villabona, José Luis Moreno Arrarás, Luis Aiciondo, los hermanos Eneko e Imanol Abril Gulina, Miguel de Carlos Izquierdo y Francisco Javier Elcuaz Viscarret.  
Por último, es curioso que usted decida ahora acudir a los homenajes a las víctimas que se celebren en Pamplona. Estos homenajes se llevan celebrando muchos años. Puede preguntar a Pachi, a Maribel, a Asun, a Pilar, Cecilia, a Maite... a tantos y tantos que han estado ahí, mientras usted ni estaba ni se le esperaba; cuando, realmente, nada le hubiera impedido estar. Simplemente no acudió. Tal vez estaría en otro lado o con otras gentes.
Finalmente, deseo indicarle que no es que ETA no se haya disuelto. Es que ETA existe, sigue armada, conserva más de un centenar de armas cortas, explosivos, armas largas, estructura, militancia y organización. No actúa, pero existe, señor Asirón; y convendrá conmigo en que su mera existencia sí es una violencia directa y cierta hacia la sociedad.
Juan Frommknecht
Algunos comentarios de Face

No hay comentarios: