Páginas vistas en el último mes

jueves, 13 de agosto de 2015

Ainhoa insultada

Ainhoa Aznárez (2ª por la izda.) y Carmen Alba (última a la dcha)
Nota: Ya expresé mi postura ante los insultos que recibió Ainhoa y la fui matizando según iba recibiendo nuevos datos. La postura que tengo en estos momentos es más precisa tras haber visto las imágenes en televisión y los comentarios en el twitter de Ainhoa. Si hubiera nuevas pruebas, seguiría ajustándola más.
Actualización 15.08.15: quiero agradecer a Vecinos de Paz de Berriozar la Carta de los lectores de hoy en la que ensalzan el apoyo y la objetividad de esta entrada. Gracias, Maribel:

(pincha para leer genial)
Como ya dije en una entrada anterior, alabo de Ainhoa su valentía por acudir a un acto en el que sabía que iba a estar incómoda. Basta ver las imágenes para darse cuenta de que no estuvo tan cómoda como Laura Pérez en los Almuerzikos con Ahotsa. Sólo le vi sonreir abiertamente cuando cruzó unas palabras con Fabricio.
Y si ella estaba incómoda, era porque sabía que los familiares y amigos de las víctimas, podían también estar muy incómodos con ella y, más que con ella, con su partido (Podemos), y con los pactos que había realizado para dar a Navarra un gobierno independentista y aupar en muchas ciudades, como Pamplona, a un alcalde de Bildu.
No hace falta recordar que Bildu únicamente ha condenado la violencia que ETA pueda cometer en el futuro (¿cabe mayor cinismo?), pero no ha condenado ni uno sólo de los 900 atentados con muertos reales (de carne y hueso... y sangre) que ha cometido hasta ahora.
Y Ainhoa vino a explicarnos en Berriozar, y a toda España (a través de TVE), que lo que su partido hacía era normal: que se podía estar a la vez en las herriko tabernas y con las víctimas, y que ella (o sea, el Parlamento) acudía "para estar con las familias, vecinos, vecinas, y para que se normalice, de una vez por todas, la situación".
Momento del insulto
Pues a la inmensa mayoría de los amigos y familiares de las víctimas navarras no les debió de parecer tan normal la actitud de Podemos, y alguno quiso expresarle su disgusto de forma, sin duda políticamente incorrecta, pero muy explícita: "¿no te da vergüenza pactar con los amigos de los asesinos, y venir aquí a decir que estás con las familias de las víctimas?". 
Él se lo dijo, seguro que por la tensión del momento, de forma menos educada, pero más breve. La llamó a la cara "sinvergüenza". Eso fue todo (al menos lo que las cámaras recogieron y lo que, hasta ahora, se ha podido demostrar. Y no tiene mucha pinta de que hubiera habido algo más fuerte ni antes ni después de las imágenes recogidas). Ni la llamó "puta", ni "etarra", ni le levantó la mano (llevaba la derecha en el bolsillo). Tampoco había ultras, ni extrema derecha (con estas lindezas les gusta retratarnos a los que creen que ETA no ha rematado bien su faena). ¿Algún exaltado? Mejor, muchos indignados. Y alguno saltó.
Y no hizo falta que nadie (estaban alrededor miembros de partidos diversos, no sólo de uno) defendiera a Ainhoa, porque quien la insultó no fue a por ella, sino que se apartó. Tan sólo se oye un "chisss", como pidiéndole silencio al protestante. Y duró todo tan escasos segundos que quedó en algo sin trascendencia. Se enteraron cuatro. Vamos, parecidico a lo de la calle Curia.
Y me gustaría que me dijera Ainhoa Aznárez dónde vio a Carmen Alba, la Delegada del Gobierno, en actitud pasiva ante el insulto que estaba recibiendo.


Por eso me hace gracia el coro de plañideras y los alardes de solidaridad que está recibiendo Ainhoa Aznárez. Da la impresión de que estaban deseando (Diario de Noticias...) que hubiera pasado algo más. Y me gustaría que tan solo un uno por cien (sí, un 1%) de los apoyos que le están llegando, hubiera llegado en su día a las familias de los 242 guardias civiles insultados... y asesinados.
Siento que Ainhoa haya sido insultada, pero le pido que otra vez no venga a normalizar, sino a escuchar, y luego remugar, el mensaje de las víctimas.

1 comentario:

Ikerín dijo...

Gracias Patxi por esta labor que haces que, al margen de las posiciones y opiniones concretas, tiene siempre ese meritorio y aplaudible ánimo de buscar el relato veraz de la realidad para permitir su análisis (en un sentido u otro) y su discusión desde el rigor.

En efecto, la hipocresía de esta gente es increíble.
Ni tú, ni yo, ni el 99% de la gente que conozco justificaría o toleraría nunca insultos de "puta" o "etarra" a Ainhoa Aznárez (otra cosa son los abucheos, que como expresión razonable de desagrado hacia cargos de elección popular, sí que me parecen legítimos), sin embargo, a pesar de la realidad que fantásticamente retratas en tu entrada, los de siempre, y los que recogen las nueces de los de siempre, e incluso alguno más, han tenido narices de presentarla como "LA" víctima en este asunto. Y esa actitud, al margen de en relación a la familia del subteniente Casanova, es muy indigna.

Primeramente es muy indigna al recordar hasta qué punto hemos soportado (y seguimos soportando) en esta tierra el comportamiento fascista de amenazas (amenazas de verdad), acoso (acoso de verdad) e insultos (insultos de verdad) del ultranacionalismo batasuno con la aquiescencia/condescendencia de muchos de los que ahora vociferan por los insultos (o más bien "el insulto") a Ainhoa Aznárez.

Y en segundo lugar también es muy indigna esa actitud de mirar por encima del hombro cuando vemos hasta qué punto Podemos Navarra es una estafa.
Una estafa en términos políticos porque se comprueba día a día desde hace meses (en concreto desde aquella sospechosa elección de la que salió elegida Laura Pérez como secretaria general en la que el censo de militantes de incrementó exponencialmente de la noche a la mañana) cómo Podemos Navarra está al servicio estratégico del nacionalismo (por algo aún ni Laura Pérez ni Barcos han desmentido las filtraciones sobre sus reuniones en el sur de Francia con el entorno de ETA) y ha traicionado de mala manera a los votantes que de manera sincera dieron su voto a Podemos en Navarra pensando que votaban a una opción de izquierda no nacionalista.
Y una estafa en términos democráticos porque su pretendido espíritu "asambleario" ha quedado reducido a un mal chiste después de la celebración de esa consulta-farsa para respaldar el acuerdo cuatripartito que ha dado al PNV de Uxue Barcos el Palacio de Navarra, una consulta de la que escandalosamente no se han molestado ni siquiera en dar los resultados! Viva la Transparencia! Viva la Democracia!

Un Navrazo.