Páginas vistas en el último mes

viernes, 26 de junio de 2015

Espeluznante cornada en Coria


Quizá no calculó bien hasta dónde podía llegar el cuerno del toro; quizás no le dio tiempo a apartarse.. No lo sé. Lo que sí es seguro es que, hasta el rabo, todo es toro. Y que, si hay toro, hay siempre riesgo... aún detrás de la valla.
Las imágenes son espeluznantes y recomiendo a las personas muy impresionables que no las vean.

Un hombre de 43 años de edad falleció ayer en el Hospital Ciudad de Coria (Cáceres) mientras se le estaba interviniendo tras haber sufrido una gravísima cogida con varias cornadas en la lidia del toro de la tarde de este pasado miércoles en las fiestas de San Juan de la citada localidad cacereña.
Según el parte oficial, el fallecido es M.C.B, de 43 años, vecino de Moraleja, y quien a la llegada a la enfermería presentaba «una cornada abdominal con trayectoria transversal de 30 centímetros y evisceración completa y trayectoria ascendente de 45 centímetros que rompe diafragma, penetra en cavidad torácica y repunta por espacio ínter costal tercero y cuarto.
De la misma manera, el herido presenta una cornada en región inguinal con trayectoria interna y otra cornada ascendente, así como traumatismo craneoencefálico.
El herido ha entrado en enfermería en estado de shock traumático y en parada cardiorrespiratoria. Los sanitarios proceden mediante acto quirúrgico a reducir evisceración, lavado y limpieza quirúrgica así como a la maniobra de RCPA, oxigenoterapia y respiración asistida.
El herido ha sido trasladado al hospital Ciudad de Coria con inmovilización y entra en el mismo con constantes vitales "muy bajas", y donde fallece».
La cogida se produjo en la plaza de Coria (Cáceres) a las 20,21 horas de este pasado miércoles, al inicio de la lidia del toro de nombre «Guapetón», de la ganadería de Luis Algarra Polán, y que le ha propinado dos cornadas, una en el abdomen y otra en el hemotórax al no poder refugiarse a tiempo en la zona de barrotes, informa Ep.
Aunque el herido fue «rápidamente» evacuado al quirófano móvil y de allí al Hospital Ciudad de Coria, finalmente fallecía como consecuencia de«"complicaciones» en el quirófano.
La ciudad de Coria no registraba un fallecido por asta de toro desde el año 2007, cuando un vecino de Coria falleció en la madrugada del 24 de junio a causa de las heridas que le provocó el toro «Rosalejo», de la ganadería de Victorino Martín.
Los encierros de las Fiestas de San Juan de Coria son Fiestas de Interés Turístico Nacional desde 1976 y desde 2013 sus festejos han sido declarados por la Junta de Extremadura Festejos populares tradicionales.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola Patxi;
De verdad que son imágenes fuertes, pero las imágenes de ayer de Pamplona preciosas, todo un lujo.
Gracias
Jesús Garatea