Páginas vistas en el último mes

jueves, 18 de septiembre de 2014

1952 Encierros NO-DO

Plaza de la Argentina. En el lado de la calle Alhondiga (izda.) estuvieron las Escuelas de Artes y Oficios, desde donde se lanzó en 1952 el chupinazo
Encierros de 1952. NO-DO Nº 498A
Veamos, secuencialmente, las referencias e incidencias más importantes de este NO-DO:

Hospital Militar (20")
El Hospital Militar, del que habla el locutor, se estableció desde el siglo XIX en el antiguo Convento de Santiago, en la Cuesta de Santo Domingo, y presume de ser el primer hospital para soldados de toda España. Dejó de ser hospital militar en los años '70 del pasado siglo. Hoy es sede del Departamento de Educación y conserva un impresionante claustro renacentista.

 Ayuntamiento (24")
El interior del edificio se derribó completamente y ya en 1951 comenzó su reconstrucción. Al subir la manada (y mejor, el toro suelto por el final de Santo Domingo), se puede ver el esqueleto del edificio.
Al no estar el edificio en condiciones, la Corporación se había trasladado a la Plaza de la Argentina y desde allí, ese año 1952, se lanzó el cohete y salió el Riau-Riau.
Ubicado en el mismo lugar desde que en 1423 lo ordenara el Privilegio de la Unión de Carlos III. La fachada, de estilo rococó, de José Zay y Lorda es lo único que se conserva del edificio construido en 1755.

El gigante de Mercaderes (41")
Un mozo de elevada estatura da, de izda. a dcha. de las cámaras, un pase perfecto a toda la manada, cruzándose delante de ella.

Vestimenta (43")
"Camisa blanca, alpargatas de pelotari y pañuelo encarnado al cuello", dice el locutor y, efectivamente, a partir de los '50 se va generalizando la camisa blanca y el pañuelo rojo. Y las alpargatas, calzado tradicional de la gente humilde, aunque no fueran "de pelotari", sí que solían ser de color blanco.

Imágenes extrañas (1'24")
Un mozo, de camisa negra y periódico en la mano, es empujado hacia el toro por otro de gorra blanca, quien recibe una embestida rapidísima y es tirado hacia atrás. Lo que allí ocurre sólo se entiende si se supone (y eso parece ser) que es la entrada al ruedo y que la gente que entra por la derecha no se percata de la presencia del toro.

Chico de Olite (1'32")
Como en tantas otras ocasiones, ahí está el amor de nuestras madres: el Chico de Olite (traje, camisa sin corbata, pañuelo en el bolsillo de la chaqueta), llevándose a un toro a punta de capote.


Actualización 19.09.14. ¡Qué casualidad! O, mejor: "Que las musas te pillen trabajando". Yendo esta mañana por la Calle Pozoblanco, al pasar por delante de Calzados Mónaco, he recordado que en su escaparate exhibía grandes fotos del encierro y he entrado a saborearlas. Y mirad lo que he encontrado:

18.07.52. Toros de Ramos Hermanos. Ese mozo, que va a ser arrollado por la manada, se equivocó de dirección al comenzar su carrera en la calle Mercaderes
Aparte de corregir el día de ese encierro, día 8, tenemos que darle una buena noticia a quien ha puesto ese pie de foto. Ese mozo, "el gigante de Mercaderes", llamó mi atención, además de por su elevada estatura, por la tranquilidad con la que se cruzó delante de toda la manada, saliendo totalmente indemne de una situación aparentemente tan comprometida. Lo podéis ver en el vídeo (41") y luego en la repetición (1'58").

Este encierro terminaba en la actual plaza. Quieres ver cómo era el que hace 100 años llegaba a la Plaza Vieja? 

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Patxi, como siempre, precioso!
Me ha gustado mucho ver esa foto de la plaza del Vinculo, imagino que te has dado cuenta, que la farola es la misma que esta actualmente.
Muchas gracias, sin tu trabajo, muchos no conoceríamos ni la mitad de las cosas de nuestra tierra. :D

Patxi Mendiburu dijo...

Gracias, :D.
Su primera ubicación fue el paseo de Sarasate, entre el Palacio de Diputación y el monumento de los Fueros, donde comenzó a instalarse a finales de junio de 1928. Su principal misión, además de alumbrar, era adornar una de las primeras rotondas de tráfico que tuvo la ciudad. Además, servía de refugio a los peatones que deseaban cruzar de uno a otro lado del paseo.

La denominación le viene de aquellos primeros años, debida al color rojo de las luminarias. Los pamploneses comentaban con sorna que aquellos braseros alumbraban, pero no daban calor.

En agosto de 1958 la farola cambió de lugar y pasó al centro de la entonces plaza de la República Argentina (hoy del Vínculo). Allí estuvo hasta 1965, cuando llevada a los almacenes municipales. La construcción del aparcamiento subterráneo en la plaza del Vínculo fue el motivo para su recuperación en el año 1995.

Anónimo dijo...

No tendrás alguna foto de su primera ubicación?
Ayer que pase por esta plaza y como llevaba la cámara encima, le hice unas fotos que tengo que pasártelas, para que veas que lo único que ha cambiado de esta plaza tal como esta en tu foto, es el edificio central, los demás que se ven a izda y dcha, están igualitos... :D