Páginas vistas en el último mes

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Orgullo de padre: la hazaña de Altair

Salvan la vida a un hombre que sufrió una parada cardíaca en civivox Iturrama

H.A.B., DE 68 AÑOS, CAYÓ DESFALLECIDO ANTES DE UNA ACTIVIDAD DE BAILE Y FUE REANIMADO
La directora (esto es, mi hija Altair) y el socorrista de centro actuaron en segundos con un desfibrilador
Altair Mendiburu y Patxi González, ayer en civivox Iturrama con el desfibrilador. 
[Mi hermano Ramón: "Los primeros momentos son decisivos y allí estaba Altair.
¿Casualidad ?. Yo no creo en las casualidades".
 Enrique Maya, alcalde de Pamplona, ha felicitado a mi hija, diréctamente y vía Facebook.
Juan Frommknecht Orgullo merecido.Altair ha estado a la altura, y ha hecho lo más grande que se puede hacer en esta vida. Y sabes lo que te digo? Todos los que la conocemos sabemos que sabría estar a la altura cuando llegara el momento. .Las actitudes ejemplares deben ser ensalzadas. Si fuera mi hija habría inundaciones en pamplona de la baba que se le caería a su padre. Pero ha sido la tuya y me alegro y se como es.........y me parece ejemplar. Abrazo fuerte y sana envidia.
Última hora. El Ayuntamiento de OPORTO ha nombrado a Altair y a Patxi González hijos adoptivos de esta ciudad portuguesa. Han valorado que en estas dos personas concurre el don de la OPORTunidad, ya que los 2-3 primeros minutos son decisivos en estos casos de parada cardiorrespiratoria y ellos han estado OPORTunamente allí]

PAMPLONA. Fue cuestión de segundos. Un varón, H.A.B., de 68 años de edad, de la asociación de jubilados Yoar, caía desfallecido como el plomo antes del comienzo de la clase de bailes latinos en civivox Iturrama, en Pamplona. Su hermana participaba en la misma actividad, señalada a las 10.00 horas. Mientras se daba la alerta al 112, ni un respiro. Altair Mendiburu, ayer casualmente responsable del centro (su puesto habitual está en civivox Mendillorri), y con formación como socorrista, empezó a practicarle la reanimación cardiopulmonar. 
El hombre estaba en parada, amoratado, sin pulso, en una situación límite. Eran segundos. Hacía falta un milagro. Y lo hubo. El socorrista del balneario, Patxi González, acudió con el desfibrilador para complementar la labor de Altair. Entre ambos, dos ángeles de la guarda, trataron de recuperarle. Le dieron dos descargas, pero no fue hasta que llegaron las asistencias sanitarias de DYA Navarra cuando fue reanimado. El hombre fue trasladado de inmediato al hospital, pero su familia, eternamente agradecida, manifestó que estaba bien y que no sufrirá secuelas.

Diario de Navarra:


14 comentarios:

Echenique dijo...

H.A.B, que tenía las habas contadas, se tropezó con Altair, quien le ayudó a seguir contando, hasta más de 68.

Anónimo dijo...

El agradecimiento es la parte principal de un hombre de bien. El paciente, la familia y todos nosotros deberiamos estar eternamente agradecidos a estas dos personas maravillosas que no dudaron ni un momento, dentro de su estado de ansiedad, en salvar la vida de un hombre . Yo creo que sentir gratitud y no darla es como dar un regalo sin envolver ..... Gracias de parte de todos los que pensamos así!!!! Nuria de la Hoz

Patxi Mendiburu dijo...

Cuantas más veces leo el artículo, más me emociono y más orgullo siento. Mil gracias, Altair

Anónimo dijo...

Enhorabuena Patxi. Un saludo Elías

Anónimo dijo...

Que los elijan para tirar el cohete de los Sanfermines. Ellos sí que se lo merecen y no los políticos. Y la persona a la que han salvado, ya les puede llevar unos bombones.
Ciudadano pamplonés

Anónimo dijo...

Unos socorristas así queremos en nuestras piscinas de Wisconsin, como estos pamplonicas, que dé la talla... y también les haremos disparar el cohetazo de los San Lorenzos!!
from Wisconsin with love

Anónimo dijo...

¡Enhorabuena a los intervinientes! Tanto los cursos de primeros auxilios como los disfibriladores deberían tener un tratamiento especial en ciertos lugares y actividades, vista la importancia de la primera intervención.
Asparrots

Anónimo dijo...

Muy bien hecho!! Qué bien que le hayan podido salvar la vida.
Beatriz

tomas belzunegui dijo...

Enhorabuena , entiendo perfectamente la satisfacción que sientes como padre. No es comparable con nada.

Tomas Belzunegui

Anónimo dijo...

Orgullo merecido.Altair ha estado a la altura, y ha hecho lo más grande que se puede hacer en esta vida. Y sabes lo que te digo? Todos los que la conocemos sabemos que sabría estar a la altura cuando llegara el momento. Felicidades y un abrazo.
Juan Frommknecht

Anónimo dijo...

GRANDE es siempre el amor paternal, como el tuyo Patxi pero toca en lo sublime cuando se mezcla con la admiración por la hija amada , FELICIDADES A TI Y A TU HIJA!!!, Alma

Anónimo dijo...

No conozco personalmente a Altair, pero si que he coincidido con algunos miembros de su familia, con MJose trabajando y con Cecilia y contigo en algún evento que habéis organizado y al que he asistido como oyente. Sólo decirte Patxi, que los hijos son muchas veces el reflejo del esfuerzo de los padres. Vosotros con vuestra hija lo habéis hecho genial! Felicidades a Altair y a su GRAN familia.

Anónimo dijo...

Me parece estupendo la sangre fria que tuvo Altair. No me extraña que te sientas orgulloso de ello.Un beso,
CM

Blanca dijo...

Hola!, tienes un blog precioso. Enhorabuena para tu hija y su compañero, no me extraña que compartas esta noticia. Felicidades.

Saludos desde La Rioja
Blanca