Páginas vistas en el último mes

sábado, 13 de abril de 2013

Fco. de Val: 7. Años 60

En el 5º piso del portal 69 vivió Fco. de Val
Llegan los años 60 y Francisco está satisfecho (además de por el éxito de sus canciones) por dos motivos que encontramos en una carta de 1959 a sus amigos de Sierra de Luna.
En el primero, Paco es explícito: “Me fui a vivir al barrio más bello de Madrid que es Rosales, Calle Ferraz nº 69, 5º izda.”
En el segundo, pasa de puntillas: “Ya he dejado de jugar”. De Val se había enganchado en los años anteriores al juego. No sólo visitaba el Círculo de Bellas Artes, sino las salas de juego del Casino de Madrid. En una entrevista con el periodista José María Ferrer, ante la pregunta de si había ganado mucho dinero con sus canciones, filosofaba como disculpándose: “Sí, pero se va. Es el destino del dinero: no parar”.
Aunque de siempre había intentado dejar esa adicción, ahora, por fin, lo había conseguido.


Siguen las visitas a su tierra, como una de 1960 a su pueblo de nacimiento, Villafeliche, acompañado, otra vez, por Mikaela.
Y comienza a participar en Festivales, como el de la Costa Verde, celebrado en Gijón el 31.07.60, en el que obtiene el 2º premio (y 50.000 pts.) con una canción de ambiente mexicano: Mientras tú duermes, interpretada por Mª Dolores Pradera:

No me pidas que duerma mientras tú duermes,
que quiero, chula mía, velar tu sueño;
quiero comerte a besos sin que me veas,
para ver si me nombras en tus ensueños.

Como ya dije en otra ocasión, no creo que sea muy exagerado afirmar que fue especialmente Francisco de Val (detalle totalmente olvidado y que, por tanto, habrá que desolvidar), compositor consagrado en los años 50, quien dirigió los primeros pasos de Maria Dolores Pradera en el mundo de la canción.
En ese mismo festival de Gijón de 1960 presentó una canción (Llévame) que tanto el jurado como el público consideró ganadora, pero quedó en 5º lugar inexplicablemente. Leed la crónica.

En 1961 crea Francisco "Plegaria al Pilar", un aria para un tenor navarro, Ricardo Visus, digna del mismo Schubert:



También en Julio del 61 se presenta en Zaragoza con el pasodoble Un pañuelo por la cara, basado en la jota del mismo nombre, que José Oto intentó cantar (pero no pudo. Se le quebró la voz) en el entierro de su gran amor Felisa Galé (1912-1946):






Cuando se murió, le puse
un pañuelo por la cara,
p'a que la tierra no toque
boquica que yo besaba


A comienzos de los 60, a pesar de que muchas de sus canciones (huapangos, valses criollos, tangos…) parecen creadas por alguien del otro lado del charco (incluso en algunos países de la América hispana creen que son autóctonas; oomo anécdota, el propio Rafael presentó Torito bravo como canción de origen mexicano), todavía Francisco no había viajado a América. Fue Agustín Lara (caso muy parecido al de De Val, pero al revés: un mexicano que parece español, con Granada, el chotis Madrid…), cuando vino a España en 1954, quien le animó a hacerlo. Visitó varios países de habla hispana. En todos ellos sus canciones tenían mucho éxito. Lucho Gatica le grabó Suplicando a la cruz, canción que en el 65 interpretó nuestro Bambino, quien en el mismo año grabó otra desgarradora cancion de Paco:


Hace un año que te fuiste



A fines de los 60 visita con asiduidad el madrileño Corral de la Morería y crea algunas canciones para Gracita de Sacromonte, primera figura de dicho tablao flamenco, como este Zorongo del Sacromonte:

No hay comentarios: