Páginas vistas en el último mes

sábado, 12 de mayo de 2012

Gayarre y "Nafar uskalduna"


Sorolla: "El Concejo del Roncal"
Hace algún tiempo, en Cartas al director de Diario de Navarra, alguien escribía:

"Soy roncalés y así lo predico allí por donde voy. Cuando explico a quien me quiere oír cómo es mi tierra, siempre recurro al zorcico "El Roncalés", ya que casi nadie entiende, en los tiempos que corren, mi afirmación de que soy vasco, navarro, español, roncalés. La letra del zorcico me lo pone fácil: Vasco - Navarro soy | del valle roncalés | donde la primavera | por vez primera vi florecer. | El jardín español |de flores sin igual |tiene entre bellas rosas | la más hermosa | que es el Roncal."
Y continuaba:
"Pero, la coral Julián Gayarre, en honor al cual se compuso dicho zorcico, y a la que no resto méritos, canta el mismo con la letra modificada, matando el espíritu del mismo. Manipulando la letra, manipulan la historia, la cultura, las tradiciones, el orgullo de ser roncalés."
Desesperado, terminaba:
"¡¡¡Devuélvanme la emoción y el orgullo, por favor!!!"
Hoy Desolvidar va a intentar devolverle la emoción y el orgullo a este desesperado roncalés:




Gayarre: roncalés, vasco de navarra, español
"Y esta ciudad de Pamplona le agradece que, al unir su noble esfuerzo al don divino de su voz, haya podido, con la gloria de su arte, pasear en triunfo por todo el mundo su doble condición de español y de navarro".
Así dijo el alcalde de Pamplona ante todos los asistentes (entre los que, muy emocionado, se encontraba Mariano Gayarre, padre del tenor) en el homenaje que la capital navarra ofreció a Julián.
Por supuesto que se trata de una película (Domingo Viladomat, 1958), pero no es ficción. Se trata de una película histórica cuyo guión (Ignacio Aldecoa, principalmente) estaba basado en la biografía ("Memorias de Julián Gayarre",1891) que Julián Enciso Robledo, amigo íntimo de Gayarre, escribió sobre él un año después del fallecimiento del tenor.
Queda, pues, señalada, si nadie le lleva la contraria a su biógrafo, su condición (sencilla, humilde, pero real, como la vida misma) de navarro y español.
El zorcico "El Roncalés" que para la película (y dedicado a Julián) compuso Salvador Ruiz de Luna comienza diciendo "Vasco navarro soy del valle roncalés..." y en él se nos muestran otras dos condiciones de Julián: la de roncalés y la de vasco, vasco de Navarra.
Pero Gayarre no sólo era vasco. Era también euskaldun, o mejor, uskaldun: hablaba y escribía (aunque, según los expertos, con dificultad y errores) el dialecto vasco de Roncal. Sirva de ejemplo esta carta escrita por él a su tía Juana desde Barcelona el 19 de diciembre de 1884:

"Ene tía Juana maitia. Eugenio sin da arro ongui. Quemen gaude anisco ongui guciac eta orií nola dago? Nain din sin cona, ichasoaren ecustra? Anisco andia da, tia Juana. Nai badu nic dud anisco deiru orentaco vidagearen pagateco quemengo ostatiaren pagataco. Ezdi eguiten quemen ozic batrere, chatendegu quemen anisco ongui eta guero artan dugu iror nescache postretaco eta gazte eta polit. ¡Ha! ¡cer vizia! ¡tia Juana maitia, amar urte chiquiago bagunu...!
Gorainzi guzientaco eta piyco bat nescachi pollit erroncari guziat
[Mi querida tía Juana. Eugenio ha venido muy bien. Aquí estamos todos muy bien y usted ¿cómo está? ¿Quiere venir aquí a ver el mar? Es muy grande, tía Juana. Si quiere yo tengo mucho dinero para ello, para pagar el viaje, para pagar el hospedaje. No hace aquí nada de frío, comemos aquí muy bien y luego tenemos para postre tres mocitas y bonitas ¡Ah, qué vida! ¡Tía Juana querida, si tuviéramos diez años menos! Recuerdos para todos y un pellizquito a todas las chicas bonitas de Roncal.]"

Y, como se intuye, Julián era, también, pícaro y bromista. Y, aunque murió soltero, no hacía, precisamente, honor a las tres primeras letras de su apellido.

"Nafar uskalduna": versión parasitaria
Califico de parasitarias ("parásito": junto al alimento, comensal) aquellas versiones que aprovechan el éxito de una canción para "llevar el agua a su molino". El ejemplo más conocido es el de "A San Fermín pedimos", en los momentos previos al encierro. Televisión, los cinco continentes pendientes de lo que pasa en Pamplona... Pero, al menos, la versión en vasco respeta la esencia del original de Joaquín Zabalza.
Otros intentos de parasitar respetan bastante menos, como la ikurriña gigante (acompañada de otras "txikis") que, año tras año, invaden la plaza del Ayuntamiento para el Chupinazo, las pancartas pro presos de ETA, o el propio anagrama de la banda. Parasitan el Chupinazo y toman como rehenes a cuantos están en la Plaza del Ayuntamiento.
Como esta gente no descansa, me atrevo a predecir que el Vals de Astráin, melodía del Riau Riau que con su mejor voluntad intenta recuperar el alcalde Sr. Maya, pronto será traducido y su canto en euskera convertido en condición sine qua non para su celebración.

Hace unos días me puse en contacto con la directora de la coral roncalesa "Julián Gayarre" quien, rápida y amabilísimamente, me proporcionó la letra en euskera que canta su Coral y de la que me acababa de enterar gracias a internet. A pesar de mi escaso nivel de euskera (y, menos, de uskera) enseguida caí en la cuenta de que estaba ante una versión parasitaria de "El Roncalés", de Salvador Ruiz de Luna.
Parasitaria, porque plagia música y letra. Y escamoteadora, porque para nada cita la condición de español de Julián Gayarre o del Roncal. Veamos la letra, o mejor, las tres letras:
(Nota: La traducción al castellano de Erronkariarra es mía. Intenta hacerlo "al pie de la letra". No busca, pues, hacer poesía, que ya está hecha en la de Salvador Ruiz de Luna. Seguramente habrá errores y me gustaría que me los corrigieran. Es simplemente para mostrar en "Erronkariarra" la ausencia de cualquier referencia a España)

El Roncalés
Erronkariarra
El Roncalés
Vasco navarro soy
del valle roncalés,
donde la primavera
por vez primera
vi florecer.

El jardín español,
de flores sin igual,
tiene entre bellas rosas
la más hermosa
que es el Roncal.

Gozosa el alma canta
y de mi garganta surge la voz
para esta tierra mía
con alegría en el corazón.


Mi jardín no tiene igual
y entre sus bellas rosas
la mas hermosa
es el Roncal.

Valle donde nací
nunca te he de olvidar,
aunque la vida lejos,
muy lejos lleve mi caminar.

Tierra donde viví,
pura como el azahar,
aunque mil años viva,
yo siempre, siempre
te he de adorar.

Hasta morir
yo te he de amar.
Nafar uskalduna
erronkariarra
bedatsea lilitzen
han sortu nintzen
ni mundura.

Lur zabal honetan
liliak ugari
arrosa ederrena
sortu nintzena
Erronkari.

Bozkarioz arima
isurtzen ari da
eztarrritik
lur xoragarri horri
kantuz nago ni sakonetik.

Liliak ugari
arrosa ederrena
sortu nintzena
Erronkari

Sorterri maitea
mendien xokoan
lekuz zutandik urrun
egonik ere zu gogoan.

Haurretako herri
zohardi goxoko
mila urtez bizirik
ez zintuzket nik
ahantziko.

Hil artean
bihotzean.
Vasco de Navarra,
roncalés,
al florecer la primavera,
allí vine
yo al mundo.

En esta tierra ancha,
en flores abundante,
la rosa más hermosa
que surgió:
Roncal.

Con regocijo el alma
se está derramando
por la garganta;
a esta tierra increíble
canto desde lo más hondo.

De flores abundantes
la rosa más hermosa
que surgió:
Roncal.

Tierra querida donde nací,
en un rincón de montes...
a pesar de estar lejos de ti,
tú en mi recuerdo.

Del pueblo de mi niñez
el resplandor dulce,
aún viviendo mil años,
yo no te
olvidaré.

Hasta morir,
en mi corazón.

Como se ve, se trata de una versión parasitaria y escamoteadora que intenta suplantar el "nicho ecológico" que ocupa desde hace más de medio siglo el "Vasco navarro soy...".
Entiendo perfectamente que haya roncaleses que no se sientan españoles. Muy bien; que inventen una canción, con otra música y otra letra, que exprese sus intereses y que intenten popularizarlo. Pero lo que no es de recibo es plagiar letra y música del auténtico himno del Roncal, asumido por propios y extraños.
Y lo que aún entiendo menos es que la coral Julián Gayarre, que debería ser plural y representativa del Valle, quizás influída por el buenismo de fomentar el uskera, haya caído en semejante trampa.


[Actualización 15.05.12: Ya me lo avisaba en un comentario anterior J.J.M. y ahora lo veo corroborado por la propia directora de la Coral: La versión a 4 voces que tenemos es una armonización que se hizo especialmente para nosotros y que guardamos muy celosamente pues además la tenemos firmada por el propio Alfredo Krauss quien un día visitó nuestro pueblo y a quien se la pudimos cantar. La manipulación de la letra es casi como dices tú: en la original se dice "El jardín español, de flores sin igual" y en la versión manipulada se dice: "Un fragante jardín, de flores sin igual".]

10 comentarios:

Echenique dijo...

Por favor Desolvidar, no des ideas sobre el riau riau, el vals de Astrain y la ofrenda a San Fermin

Ramon dijo...

Patxi, has estado especialmente inspirado. Expresiones como versión parasitaria, escamoteadora, nicho ecológico ..ponen de manifiesto lo hermosa y rica que es nuestra lengua española, que hablan ya, mal que le pese a algunos, 500 millones de personas en el mundo. Con esta entrada Desolvidar se ha convertido hoy en Desagraviar y además con buen estilo.

desolvidar dijo...

Vale, Echenique, ya he censurado algo, pero en lo del Vals de Astráin... mucho me temo que tú y yo lo veremos

desolvidar dijo...

Ramón: es precioso lo de "desagraviar", porque mucha gente se ha tenido que sentir agraviada

Anónimo dijo...

Desnaturalizar un texto en cualquier traducción es corromperlo, hacerlo un texto corrupto. Quienes, conscientemente, continúan haciendo esa lectura corrupta se hacen responsables de esa corrupción, se hacen de alguna manera corruptos y a la vez corruptores. Digamos lo mismo, y de modo más culpable aún, de quienes lo cantan. No hay otro remedio ante esa corrupción activa y pasiva que volver al texto original. Todo lo demás es una indignidad y, en este caso, una ofensa descarada, además de ridícula, a Gayarre.
VMA.

desolvidar dijo...

Te agradezco en el alma tu opinión. Me parece que has dado en el clavo a la hora de calificar lo que se ha hecho con El Roncalés : corrupción, indignidad..,
“No hay otro remedio ante esa corrupción activa y pasiva que volver al texto original”, dices. Y eso exactamente es lo que he intentado con el vídeo: contextualizar la versión corrupta en la fuente originaria. Muchísimas gracias. Así también lo veo yo.

Echenique dijo...

Felicitaciones a VMA. Ha dado en el clavo. Corrupción, de mayores. La pena es que haya tanto mayor que se deje corromper. Quizás se trate de una corrupción ¿ subvencionada ? que pagamos con nuestros impuestos.

Ramón Mendiburu dijo...

Sugiero enviar esta entrada a la coral Julián Gayarre, Al Ayuntamiento del Valle del Roncal y al Departamento de Cultura del Gobierno de Navarra

Anónimo dijo...

Que tristeza que a vuestros años andeis haciendo blogs como chiquillos y más para intentar promover vuestras ideas carcas y desinformadas. Aparte de que un vasconavarro roncalés es de todo menos español (ya solamente por definición) Julián Gayarre nunca cantó esa canción en toda su vida y te lo está diciendo un descendiente directo... "Vasquizar" al estilo HB algo así es una aberración, pero tampoco lo es menos vuestros burdos intentos con tufillo españolista. Por cierto, si el tal Ramón está tan orgulloso de su idioma español (11.000 palabras frente a las más de 70.000 del uskara) que se vaya a Madrid a dar sus discursos, donde seguro que le harán más caso que en la tierra de los indígenas vascones, por cierto, la misma que la de Julián Gayarre.

Patxi Mendiburu dijo...

Un poco arrogante tu comentario, no? Dónde están las ideas carcas? y desinformadas? Quieres echar una ojeada a otra entrada que hice algún año antes?:
http://patximendiburu.blogspot.com.es/2010/02/gayarre-vasconavarro-soy-por-mi-puerta.html
Y estudia un poco mejor tus definiciones porque seguramente Gayarre se avergonzaría de tener un descendiente directo tan prepotente