Páginas vistas en total

miércoles, 30 de noviembre de 2011

San Saturnino 2011 (1ª parte)


Esta entrada está dedicada muy especialmente a todos los pamploneses que, por estar lejos de la ciudad de vuestros amores, no habéis podido disfrutar de esta mañanica de San Saturnino. Me gustaría que volvierais a encontrar hoy ese trocico de corazón que un día dejasteis en las calles de esta hermosa ciudad. Recibid un fuerte abrazo de Desolvidar.

domingo, 27 de noviembre de 2011

Fco. de Val: Me pedías un beso

Aquel verano de 1968
Recién había pasado, como un huracán, el Mayo Francés con su "prohibido prohibir", "la playa bajo los adoquines", "seamos realistas: pidamos lo imposible" (se cambió a De Gaulle por Pompidou), las filosofías de Althuser, Marcuse y el freudomarxismo de Reich y los ídolos musicales del movimiento hippie y beatnik: Beatles, Rolling Stones, Bob Dylan...
En España asistíamos entusiasmados a los conciertos de Raimon en la universidad, la negativa de Serrat a cantar en Eurovisión, las actuaciones de Manolo Díaz en la Universidad de Navarra y la primera huelga de su historia en este mismo centro... Frente a estos movimientos reivindicativos, seguía el Cordobés (¡qué bronca en Pamplona en los sanfermines del 65!) deleitándonos con su salto de la rana.
Pero Desolvidar no le va a hacer competencia a Cuéntame cómo pasó y va a ir al grano.
Como decíamos, corría el verano del 68, cuando, como una mezcla entre el huracán del Mayo Francés y los malabarismos de Manuel Benítez, triunfó Peret con una canción (compuesta en el 67) que arrasó: Una lágrima. Sí, la que cayó en la arena. Gocemos con la versión italiana (el lector atento caerá en la cuenta de los dos errores de quien ha subido este vídeo: ni Inglaterra ni 1964):

domingo, 20 de noviembre de 2011

Sr. de Amaiur: ¿dónde está Petilla?

¿Habrá que "desolvidar" a Petilla?
[Actualización 25.11.11. No todos los comentarios sobre este vídeo son tan agradables como los de la presente entrada. Si os dais una vuelta por You Tube (pincha),  veréis la otra cara de la moneda. Además, excepto yo, todos desde el anonimato. Os pongo éste como ejemplo:
Querido vecino, ya vemos que de Geografía andas muy bien, sobre legislación vas mal, xke has incumplido uno de los dchos. fundamentales recogido en el tit.I, capitulo 2, secc.1 de la C.E. sobre el dcho a la intimidad de las personas. Espero que te caíga una buen multón por esta azaña que te has pegado. Nos puedes hacer las mismas preguntas, sin cámaras ni nada en el Erreka, que responderemos gustosamente sobre todas tus dudas.
El Erreka (pincha), como ya conocéis por la entrada anterior,es el bar al que acudo, y seguiré acudiendo, habitualmente.

[Actualización 08.12.11: A los que sí les ha gustado este vídeo es a los del Foro Policía (son dos páginas de comentarios)]

Cuando esta mañana he ido a votar, me ha llamado la atención que los apoderados (ahaldunak) de Amaiur lucían, dentro del Colegio electoral, las pegatinas pro acercamiento de sus presos. He preguntado si podían llevarlas y se me ha dicho que sí, que no era propaganda política.
En fin, a uno se le queda una cara de tonto.
Pero lo he pensado fríamente y me he dicho:
"Si ellos tienen derecho a llevar pegatas exigiendo el acercamiento de los presos vascos (asesinos, ladrones, violadores, torturadores... pero con txapela), ¿por qué no voy a poder llevar yo mi kamarika?
Dicho y hecho. Unas horas más tarde y con las únicas armas de la palabra y las nuevas tecnologías, esto es lo que he grabado (os aseguro que no es cámara oculta. Simplemente intento, por respeto a su intimidad, no sacar las caras. Y tiene el consentimiento, sobre la marcha, de ellos. De hecho, cuando yo les digo: "si os sabe malo, lo dejo", ella me dice: "nooo, absolutamente"):


Y he sacado dos conclusiones:
  • que alguno anda un poco pez en Geografía de Navarra
  • y que algún otro (yo) es un poco mentirosillo, ya que sí que había votado, pero unas horas antes.
[Actualización 28.11.11: mi buen amigo Rafa me da la buena noticia de que "Navarra confidencial" se ha hecho eco, y eco favorable, de esta ekintza. Gracias, Rafa]
[Actualización 20.12.11: las motivaciones de esta ekintza y la explicación de algunos conceptos se encuentran en Que no escriban "ellos" airotsiH al]

    martes, 15 de noviembre de 2011

    Fernando y Pepi: el bar Erreka

    Mendillorri: Lago y Palacio. Gentileza de SANTIAGO BERGES. (Pincha y disfruta)

    Si caes por Mendillorri, pregunta por el Erreka
    Hoy voy a hacer propaganda, no publicidad subliminal, sino descarada, de un bar. Y simplemente porque Pepi y Fernando se lo merecen.
    Hace ahora un año alquilaron el Erreka. Y, en ese tiempo, han transformado un bar casi marginal en un establecimiento al que acuden las familias con sus hijos, las cuadrillas del barrio, jubilados y jóvenes, las parejitas y los corazones solitarios... Han conseguido que el establecimiento que regentan se haya convertido en la prolongación del cuarto de estar de tu casa.


    ¿Cuál ha sido su secreto? Trabajo, mucho trabajo, y en la buena dirección. Una sabia mezcla de respeto y familiaridad con el cliente. Simpatía y empatía. Discreción. Acoger de buen grado los consejos y sugerencias... Y las tapas.
    Cada consumición (a precios normales) que realizas, se ve acompañada, gratis et amore, por una tapa de lomo, jamón, salchichón, butifarra... Y el finde predominan los pinchos calientes: calamares, pimiento, gambas, jamón y queso... He visto a gente rechazar los pinchos que, rauda y solícita, les llevaba Pepi a su mesa. Y no porque no les gustaran, sino porque, si seguían picoteando, ya no comían luego en casa.
    Ah! se me olvidaba: para aderezar las tapitas (en diminutivo, no por pequeñas, sino por cariño) te suele plantar Fernando, con un guiño cómplice, una bandejita con la salsa de su abuela Eva y que con gran éxito usa su tía Rosa, que tiene un picantillo muy ajustado a nuestros paladares, y que invita... a tomar otra consumición.


    Un día le pregunté a Fernando:

    - ¿Pero vosotros ya ganáis dinero? Para mí que, en vez de negocio, estáis haciendo una labor social por el barrio. Deberíais llamaros (siguiendo el gran ejemplo de Patxi Lasa) "Mendillorri 365".
    - Patxi, ¿tú que crees? - me respondió escuetamente.
      Y, a continuación, me hice esta reflexión: "si por un señor vino (Navarra, bueno, temperatura adecuada, copa arzobispal...) y una señora tapa, que en cualquier otro bar me cobrarían por encima de 2'5 € (y, si te descuidas, 4€), en el Erreka me cobran 1,6 € y, además de pagar el alquiler, encima ganan dinero, ¿qué está haciendo la mayor parte de los bares de Pamplona?"
      La respuesta de Fernando me dio la solución: "Más vale muchos pocos con el bar lleno que, por querer ganar un mucho, tener el bar vacío".
      Como decía al principio, el Erreka es un bar que ha sabido integrarse en el barrio y acoger el buen ambiente organizando miniconciertos, fiestas yeyés, de disfraces... De vez en cuando, hasta aparece algún ejemplar de esa especie a punto de extinguir de los cantautores:


      Y cuando Quique El Cantautor se embala, nos recuerda cómo aprendió Geografía:



      O también esta, ya vieja, canción (gracias, Echenique) que recoge las preocupaciones del Área de Urbanismo desde que en 1995 se incorporó Mendillorri a Pamplona, hasta la más rabiosa actualidad:


      ¿Que quieres celebrar el cumple de tu hijo? Llevas tú la merienda, lo que les apetezca comer a los chavales y tan sólo te cobrarán las bebidas.
      ¿Que la tarde va demasiado tranquila? Pues inmediatamente se acaba la calma porque, de repente, suena la música y Fernando y Pepi se marcan una bachata o una marinera dedicada a Vargas Llosa. Por cierto, Mario, que sepas que en el Erreka se te admira y se te aprecia. Y que si un día vienes por Pamplona (creo que sería la cuarta vez), no te olvides de visitarnos.


      No sé si te habrás dado cuenta, apreciado lector, pero con todo este rollo te estoy recomendando que te des una vuelta por el Erreka (948-065533). Y mejor un día normal, a las horas habituales de echar un pote, para que lo disfrutes, si quieres, con toda tranquilidad.
      Y si te gusta (que te gustará), difúndelo. Y deja una ronda pagada para Desolvidar.

      viernes, 11 de noviembre de 2011

      Sondeo preelectoral de CIES para Diario de Navarra

      Gracias, Chusly, por esta foto tan "chusla"
      Como se muestra en la imagen posterior, éste será, según el sondeo de CIES (Centro Informático de Estadísticas y Sondeos), el reparto de los cinco escaños para el Congreso por Navarra:


      Si miramos atentamente los porcentajes en la intención de voto, va a haber una lucha muy equilibrada por el 5º diputado:


      Veamos cómo se asignan:


      Con el 41'3 UPN-PP obtiene el primer diputado. Dividimos por dos su porcentaje de votos y se queda en 20'65.
      Como el PSN-PSOE le supera con 24'6, consigue el 2º diputado. Dividimos por dos su porcentaje de votos y se queda en 12'3.
      El tercer diputado va para UPN-PP, gracias a su 20'65. Dividimos por 3 su porcentaje inicial y se queda en 13'76.
      El cuarto diputado es también para UPN-PP ya que ese 13'76 supera al resto de porcentajes.
      Y el quinto diputado es para Amaiur ya que su 12'5 supera por dos décimas al 12'3 del PSN-PSOE. Geroa Bai se quedaría, más lejos: a 1'4 puntos.

      Si en Navarra hay 488.178 votantes potenciales, y se calcula un 73% de participación, quienes iremos a votar, seremos 356.370. Teniendo en cuenta a quienes voten en blanco o los votos nulos, un punto porcentual rondará los 3.500 votos.
      Esto significa que a UPN-PP le sobran 4.410 votos (1'26 de ventaja sobre el 12'5 de Amaiur) para obtener el 4º diputado.
      Y que la pelea por el 5º diputado entre Amaiur y PSN-PSOE estará en 700 votos (dos décimas porcentuales).

      Tomen nota los indecisos; alguno que, por despecho, va a votar al PP; y, especialmente, los votantes de I-E ( Izquierda-Ezkerra, antes Izquierda Unida, coalición política española de ámbito navarro): 5'9% = 20.650 votos; y muy encarecidamente, los de UPyD, en el que veo que todavía figura Aurelio Arteta: 2'5% = 8750 votos. No van a conseguir escaño, pero sí dar a uno o a otro ese 5º escaño.
      En vuestras manos está.

      miércoles, 2 de noviembre de 2011

      Los Iruña'ko: iruñerías, bilbainas y más

      Han caído en mis manos un par de viejas cintas con canciones de Los Iruña'ko (Los "de Pamplona"). He hecho una pequeña selección de aquellas que por su rareza, su gracia o su sentimiento me han llamado  más la atención. El denominador común de todas ellas es ese "aire de familia" entre las que denomino "iruñerías" (siguiendo a Premín de Iruña) y las "bilbainas": están hechas en español, pero introducen alguna palabra vasca, o imitan la forma de pronunciar el castellano que suele tener el vascoparlante. Por cierto, esas palabras vascas (maitia, ene...) las he escríto con grafía castellana (maitía, ené...) para que todo el mundo sepa cómo se pronuncian.
      Al tener que digitalizarlas, me he visto obligado a bajar bastante el volumen para que no distorsionaran. Así que os pido que las escuchéis con el volumen a tope, ya que el sonido de origen es muy suave.
      Muchas de ellas se encuentran totalmente olvidadas, no en los recuerdos de aquellos castizos que, como Miguelo, basta que alguien arranque (cuando no son ellos mismos), para que, como un resorte, se lancen a "ejecutarlas". Pero ni siquiera aparecen en Internet bastantes de ellas.
      Los Iruña'ko llevaron el nombre de Pamplona y de Navarra por medio mundo (por lo menos), porque tenían a su tierra en el corazón, en la misma medida que los pamploneses y los navarros tenemos en el nuestro a Los Iruña'ko.

      Desde hace 10 días puedes ver esta placa en la calle Mayor
      Iruñerías:

      1. Hay un farol coloráu
      Forma parte del himno del Aldapa, compuesto por Manuel Turrillas, personaje que , como Los Iruña'ko, ha marcado la vida cultural y festiva de Navarra.
      En la esquina de la Plaza del Castillo (seguramente la que da al Paseo Sarasate, popularmente también, Paseo Valencia) pusieron uno de los primeros semáforos. Estaba todavía en rojo, cuando el protagonista empezó a cruzar. El manga blanca (los guardias llevaban entonces unas mangas blancas), celoso de su deber, hizo sonar el silbato, sacó el recetario y le impuso una multa de cinco pesetas (0,03 €. ¡qué majicos eran entonces!).



      Hay un farol coloráu
      en la esquina de la plaza,
      hay un farol coloráu;
      por no esperar que s'apague,
      manga blanca m'a silbáu,
      ha sacáu la libretica
      y un duro que s'a jibáu
      ¡¡¡riáu riáu!!!

      2. Por la Plasa Ayuntamiento 
      Es un trocito delicioso del himno del Irrintzi, también de Manuel Turrillas.  Por lo visto, a Turrillas le tenía muy preocupado (él era de Barásoain) cómo circulaban por Pamplona los aldeanos que venían a la capital. No creo que haga falta ninguna traducción; tan sólo decir que, en otras versiones, en vez de chulubita o churubita, se dice chuflainica. Vamos, una manera jocosa de llamar al chiflete, perdón, al silbato de los guardias. Y lo de salió de la raya supongo que se referirá a los límites de algún paso de peatones.



      Por la Plasa Ayuntamiento, ¡chun!
      un aldeanico pasó;
      como salió de la raya, ¡chispún!
      el guardia va y le chufló.
      Al oír la chulubita ¡pi!
      el pobre se avergonsó,
      se puso coloradico ¡chispún!
      y toa la gente se rió.

      3. Ya me ha dicho la Pranchisca
      También de Turrillas, forma parte de Joshé Miguel, pasacalles en el que se nos cuenta los avatares de un mozo, vasco él, que coge "el Roncalesa" para venir a sanfermines a disfrutar con la Peña La Única.


      Ya me ha dicho la Franchisca
      que me quiere ver correr
      el ensierro, que le disen
      miedo que no hay que tener.
      También dise la Franchisca
      que me quiere ver bailar
      por el Paseo Valensia,
      mucho que le hase gustar.
      ¡Viva la juerga,
      viva el placer,
      venga la bota
      que quiero beber!
      ¡Viva la jota
      y el chacolí!
      ¡¡¡Viva San Fermín!!!


      4. Oí a un Muthiko cantar 
      Forma parte del himno de la Peña Muthiko Alaiak, y fue compuesta ¡cómo no! también por Manuel Turrillas. Mutiko, mutil es mozo, muchacho, pero en este contexto creo que se refiere a un miembro de la Peña, por eso lo escribo con "th", como el nombre original. Ésta es la versión de Los Iruña'ko:


      Oí a un Muthiko cantar
      en la Plaza del Castillo,
      oí a un Muthiko cantar:
      "no sé qué tiene Pamplona,
      la vieja Iruña sin par,
      que quien conoce sus fiestas
      nunca las puede olvidar"

      Bilbainas
      Prefiero referirme a estas hermosas canciones que giran alrededor del Bocho con el nombre de bilbainas, mejor que el de bilbainadas. Esta última expresión siempre me ha parecido despectiva y no creo que lo merezcan los temas cantados por Los Xey, Bocheros, Chimberos, Cinco bilbaínos o los mismos Iruña'ko. Y bilbaina, escrito sin tilde, porque, aunque según la RAE debe escribirse bilbaína, con tilde, los naturales de Bilbao y los vascoparlantes en general la pronuncian sin ella. Así, la propia palabra nos da una información añadida sobre el contenido y la forma de la canción.

      5. Hay un paraje en Bilbao
      Como dice la imagen (pincha para ver mejor), se trata de una creación de Timoteo de Urrengoechea (1899-1993). La peluquería de "ese ladino francés" ya desapareció. Una pena, pero he conseguido un documento excepcional que confirma la existencia de ambos.
      Me encanta el "realismo bilbaino" de esta canción: paraje, ladino francés...
      Cantan Los Iruña'ko, a continuación del  paraje en Bilbao, un par de estrofas que, a mi juicio, no tienen nada que ver con la primera. Pero, me han hecho tanta gracia...


      Hay un paraje en Bilbao;
      no dais con él. (bis)
      Es la peluquería
      de Carbonell.
      A ese ladino francés
      le tocó la lotería,
      y en la Plaza Nueva ha puesto
      una gran peluquería.
      ***
      La abuela te ha traído
      un serdico robáu;
      en la chimenea aguarda, maitía,
      con el rabo cortáu
      ***
      ¡Ay ay ay, ay ay ay!
      chiquitos (vasos de vino) por aquí,
      chiquitos por allá;
      ¡ay ay ay, ay ay ay!
      si con nosotros vas,
      moscorra (borracho) acabarás

      6. Ené, que risas hisimos
      Recreación de un botellón de finales del  XIX
      El registro más antiguo en la BNE es de 1942. Aparece como autor José Moro, pero mucho me temo que éste sea tan solo el autor de los arreglos y que la canción original sea de mediados del XIX y que su autoría sea popular. No sabía yo qué era el Sendeja, pero ya me he enterado de que es una vieja calle de Bilbao llamada la Sendeja, supongo que diminutivo de senda. Chalos y todo nos hiso significa que nos aplaudió. Como en la canción anterior, de nuevo nos encontramos con un cambio de decorado que nos dice que poco o nada tiene que ver con la canción que sigue. Lo más curioso de "Deseos tengo para casarme" es el respeto y confianza con la que le habla la hija a la madre y la respuesta desairada de la progenitora:



      Ené! (¡Vaya!), ¡qué risas hisimos
      al pasar por el Sendeja!
      Chalos (aplausos) y todo nos hiso
      desde el balcón una vieja
      ***
      -Deseos tengo para casarme,
      amatxo maitía (madrecita querida);
      búscame pronto un novio,
      mutila gaztía (mozo joven).
      -Tú eres muy joven ezkontzezko (para casarte)
      neska zikiñe zirikako.(chica cochina incordiante)
      Si no te callas, te voy a dar
      bi belarriondoko (dos bofetadas)

      Me hace gracia que en algún foro del Noticias sientan rendida admiración por que saquemos estas cosicas del olvido

      Y más: "La del pañuelo rojo"
      Y para terminar, cambiamos el decorado. A este delicioso zortziko no podemos clasificarlo como "canción bilbaina" aunque en su origen se llamara "Zortziko a Bilbao" o aunque, como todas las anteriores, esté escrita en lengua castellana pero usando algunas palabras vascas. En todas las iruñerías y bilbainas domina el tono jocoso; en ésta, sin embargo, quien manda es el sentimiento amoroso típico de la 2ª mitad del siglo XIX y de la 1ª del XX: entreverado con las costumbres y sentimientos religiosos.
      Fue compuesto en 1864 por Avelino de Aguirre y popularizado (con retoques en música y letra que lo mejoraron considerablemente) por el tenor Ignacio Tabuyo durante el primer tercio del siglo XX.
      Aclaraciones: "cuando la oración suene": se refiere al "toque de oración", al anochecer, cuando todos, y especialmente todas, deben estar recogidos en casa. El ariñ-ariñ (hoy arin-arin) es, como su nombre indica, una danza muy rápida. Ené (ene, pero pronunciado igual) es una exclamación traducible como "¡vaya!". Maitía (en vasco, maitia) es querida, cariño. 
      Y hablando de maitia, este vídeo va dedicado, por los buenos recuerdos que me trae este zortziko, a Maite, compañera de curso en la universidad. Sé que entonces te gustaba mucho y espero que te siga gustando:


      La del pañuelo rojo
      (Zortziko a Bilbao)

      Aunque la oración suene, 
      yo no me voy de aquí:
      la del pañuelo rojo 
      loco me ha vuelto a mí.
      
      Juntos rezar podremos, 
      la oración que yo sé.
      ¡Ay! No me dejes solo, 
      que yo me moriré.
      
      ah... ah... ah...
      
      ¡Aupa! que el campanero

      las oraciones ya va a tocar.
      ¡Ené! que yo me muero, 
      maitía, maitía, ven acá.
      
      Si luego el ariñ-ariñ 
      pudiéramos bailar,
      apriétame la mano 
      un poquito al pasar.
      
      Yo te diré: ¿me quieres?; 
      tú me dirás que sí.
      Nadie oirá lo que dices 
      al son del tamboril.