Páginas vistas en el último mes

lunes, 28 de febrero de 2011

Carnaval de Lanz por los Caro Baroja

          Año 2011: Ziripot y Miel Otxin, tras salir de la posada, rodeados de "txatxos". 
(Imagen de Eduardo Buxens ) 
 Años 64-72:   ...mientras el pueblo, indiferente a la suerte del bandido, baila el zortziko de Lanz...

Málaga 0 - Osasuna 1. Gol de 
Sergio (año 2011)
Domingo, lunes y martes anteriores al miércoles de ceniza (este año 2016, los días 8, 9 y 10 de febrero), tiene lugar el carnaval de Lanz. El día grande es el martes. No hay horarios: los personajes salen a partir del mediodía y al atardecer.

El carnaval de Lanz (Navarra), tal y como hoy lo conocemos, tiene su origen en el afán de los hermanos Caro Baroja (Pío y Julio) por recuperar una fiesta que, con la guerra civil, había sido prohibida por las autoridades franquistas. Ambos se documentaron en los testimonios de los más viejos de la villa, y en 1964, gracias a la colaboración de José Esteban Uranga, consiguieron el permiso del Gobernador Civil para organizarla y grabarla en una película de 10 minutos: "El Carnaval de Lanz".

Ocho años después, en 1972, Pío y Julio recogen en "Navarra, las cuatro estaciones" las costumbres, celebraciones.., en definitiva, la cultura a punto de perderse en una tierra que, desde hacía más de una década, estaba dejando de ser agrícola y ganadera, y que abandonaba los pueblos para vivir en las ciudades. Y en ese empeño recogen usos, costumbres y fiestas de muchos lugares de Navarra.

Ignoro si las imágenes que os presento (extraídas del documental de 1972) son las mismas que las del 64 (actualización 01.05.16: sí lo son, sólo cambia la voz del narrador). Sea como fuere, el sabor que tiene todo el documental y, especialmente, la escena del baile final, con esos hombres mayores bailando vestidos de negro, resulta impresionante.

Veamos, pues, las imágenes grabadas por Pío Caro Baroja y escuchemos los textos de su hermano Julio. Aparecen personajes cargados de simbolismos: Un Ziripot bonachón, que se mueve a grandes zancadas, atacado por un hombre-caballo (Zaldiko); unos misteriosos herreros que hierran al caballo, unas máscaras alborotadoras (Txatxoak); y el personaje más importante: Miel Otxin (¿Miguel el criado?), un bandido en el que se proyecta ese lado oscuro que todos tenemos y que es juzgado, ejecutado a tiros y finalmente quemado en la hoguera, mientras el pueblo, indiferente a la suerte del bandido, baila el Zorztiko de Lanz.


5 comentarios:

Anónimo dijo...

nunca vi escenas tan bien realizadas. Tienen ademas el mérito de estar hechas hace 40 años. Creo que Pío Caro Baroja todavía vive. Ese hombre se merece muchos homenajes

Anónimo dijo...

preciosa la tira y muy bien colocada. Veo que también respetas los derechos de autor. Esperemos que a Sergio no lo quemen en la hoguera esta noche.
Pedro R.

Anónimo dijo...

precioso todo!!!! Aupa Osasuna!!! No tengo palabras para decir como me han impresionado los videos de Baroja.
Muchas gracias.
Eufrasio Mendaza

Anónimo dijo...

Patxi:la cultura vasca te debe algo.Impresiona tod lo que envias.Santiago de Z.

Routero NtBk dijo...

Fantástico documento, muy apreciado tb desde Cantabria, muchas gracias.