Páginas vistas en el último mes

jueves, 19 de agosto de 2010

Tafalla: angustia en el tendido de sol

No creo que en Tafalla se olvide nunca al toro 'Saltarín', protagonista de las fiestas de 2010. 
Unos cuarenta espectadores han resultado heridos, en principio leves, en la plaza de toros de la localidad navarra al saltar un toro al tendido en el transcurso de la final del concurso de recortadores. Para mayor desgracia, viendo las intenciones del morlaco, estaban intentando devolverlo a los corrales



Ya sé que "después de visto, todo el mundo muy listo", pero parece una tragedia anunciada, para la gente y para el toro. Si tienes tiempo... y estómago, sigue mirando:

2 comentarios:

Anónimo dijo...

La vida es una aventura, un riesgo continuo, en la que se desconocen los peligros que te acechan en cada momento y en cada esquina; peligros que, por otra parte, ni te qitan el sueño ni te preocupan... No hay actividad, sea colectiva o individual que no tenga riesgos, sea del tipo que sea: trabajo, ocio, deporte, etc., etc. Basta asomarse diariamente a los noticiarios para darse cuenta de esta obvia afirmación, ilustrada, por otra parte, con precisas estadísticas muy "científicas"...

De la vida sólo sabemos una cosa: que no es eterna, que termina un día u otro, para todos los mortales... ¿Podemos determinar ese momento? ¿Podemos evitarlo? ¿Podemos posponerlo?... Sempiterna cuestión a la que el hombre no ha sabido darle respùesta... Pero una cosa es muy cierta: ¡La vida hay que vivirla!...

Este suceso de Tafalla, lo mismo que el del novillo escapado en el encierro de Valtierra, son hechos que acaecen, de vez en cuando, en todos los pueblos en fiestas, pero ahora, en estos tiempos que corren de la comunicación, estos hechos, llamemosles, "normales", se convierten en noticiables... Pero no dejan de ser un hito más de este caminar que es la vida, que es una aventura, un riesgo continuo, como dije al principio...

Sin embargo, en todo, en este tipo de noticias, siempre encuentro un lugar común, y que me da bastante que pensar; son las manifestaciones (tan manidas) de las autoridades competentes: "Se han cumplido todos los requisitos exigidos por la Ley en relación con la seguridad, y disponemos de todos y cada uno de los correspondientes permisos escritos"... Esto pone de manifiesto, claramente, que los culpables de estos hechos concretos son los toros y novillos, que no respetan la legalidad vigente; o más bien, digo yo, de la gente que acude a los festejos, ya que sabiendo que estos irracionales animales se comportan así, tienen la osadía de acudir a los mismos... y eso que la autoridad competente siempre lo avisa con antelacion...

Lo dicho, unos episodios "normales", y que se seguirán dando mientras exista esta "fiesta nacional"... No así en Cataluña, que la ha prohibido, aunque no las fiestas con esos toricos con los cuernos con fuego, porque son una tradición que hay que respetar, y en las que es normal todo lo que suceda... Pues eso, lo mismo que aquí... Son parte de la vida...

Sisebuto dijo...

Perdón, pero el anterior comentario lo ha hecho Sisebuto, y que no lo ha firmado por despiste, pues llegó ayer noche de su tierra natal, Navarra, y con tantos encierros y festejos de vaquillas que ha habido en las fiestas de su pueblo, le ha parecido que todos le conocian, lo mismo que a la "Rebustiana", una vaquilla que se ha hecho famosa por la cantidad de empentones que ha dado, aunque eso sí, sin mala intención y sin producir ningún desaguisado; si acaso, dejar a alguno con el culo al aire al bajarle los calzones... A mi no, pues siempre las veía desde el balcón de un tercer piso...

Sisebuto