Páginas vistas en el último mes

martes, 8 de septiembre de 2009

F. de Val: Plegaria al Pilar, Un pañuelo por la cara, Suplicando a la cruz, Hace un año que te fuiste...

Bambino cantó al desamor de F. de Val

En 1961 crea Francisco "Plegaria al Pilar", un aria para un tenor navarro, Ricardo Visus, digna del mismo Schubert:




Y llegamos a otra de las grandes de Francisco de Val: "Un pañuelo por la cara". 1962. Se trata de la partitura de un pasodoble que ganó el 2º premio en el Festival del Pasodoble Español, Zaragoza, 1961. La letra es de Francisco de Val y la música y arreglos de los Monreal. No confundamos (como me sucedió a mí, ver "A rectificar, que es gerundio" ) este pasodoble con la jota del mismo nombre, aunque el pasodoble, como vais a ver, hace referencia a la jota:

G.A.: ¿Y (por qué hiciste) “Un pañuelo por la cara”?
F. de Val: Porque supe que
José Oto , en el cementerio, cuando enterraban a Felisa Galé, se puso a cantar la Jota para despedirla, y no pudo acabar porque estaba llorando. Aquello me emocionó...

(Entrevista de José María Ferrer, "Gustavo Adolfo", a Francisco de Val hacia 1970)

Nunca olvidaré la 1ªvez que la oí de labios del tío Juanito, quien recitaba la famosa jota así:

Cuando se murió le puse / un pañuelo por la cara / pa que la tierra no toque / boquita que yo besara

En cuanto al pasodoble, pocos son los resultados. Sé que fue grabado por Margarita Sánchez, de la cual he encontrado unos cuantos discos, pero no el del pasodoble "Un pañuelo por la cara". [Actualización 23.09.11: pasodoble bienhallado:

  ]


Sigamos la secuencia de la obra de F. De Val. En 1963, en Madrid, la partitura de “Palomo negro”, calificada como "tientos", con letra de Fco. del Val y música del Maestro Monreal.

1963. Madrid. “Me voy a Benidorm” [Partitura] : rock and roll / letra y música F. de Val, Monreal.

Llegamos ahora a dos muy curiosas canciones de Francisco de Val. La primera, considerada por de Val como una gran canción, “Suplicando a la cruz”, partitura de 1963, publicada en Madrid y grabada en disco en el 65 por Bambino. Se trata de un bolero. La partitura de “Suplicando a la cruz” tuvo su reimpresión en 1991, en Madrid.
Y, aunque no figura en la BNE, "Hace un año que te fuiste", otra canción de F. de Val que grabó también Bambino en 1965 y en 1973.
Se trata de dos canciones desgarradoras, en las que el desamor, la separación, las lágrimas, los besos perdidos, el rosal sin rosas... son el denominador común. Estamos, pues, ante un Francisco de Val al que no estamos muy acostumbrados. Y yo intuyo que estas canciones algo tendrán que ver con alguna experiencia personal.
Ambas son cantadas por un cantante maldito: Miguel Vargas Jiménez, conocido artísticamente como Bambino (enlace de Wikipedia que, a su vez, os llevará a otros interesantes enlaces), quien, como bien dicen S.M y Lula, "cantaba al desamor, a los amores prohibidos, al mal de amores, al desengaño, a la traición, al fracaso, a las heridas abiertas, al dolor acumulado. Delgado, con sus ojos tristes y su voz desgarrada, sabía poner el alma en sus canciones, dejando trozos de su vida en ellas".



Y también Mikaela:


SUPLICANDO A LA CRUZ
(Francisco de Val)
Mojé mis dedos
en la pila bendita de sus ojos.
La señal de la cruz
con sus lágrimas hice.
Se marchaba muy lejos
el amor de mi vida,
y me quedé sin sus besos,
me quedé sin sus besos
cual paloma perdida.
"Volveré" -me decía llorando.
Y yo juré sus consejos seguir.
Y a una cruz solitaria en el campo,
le pedimos cantando
que nos guíe hasta el fin.
Quedé tan solo
como quedan los nidos en invierno.
como queda el rosal,
cuando no tiene rosas,
con la paz del silencio,
escondido en las sombras,
añorando su ausencia,
añorando su ausencia
y abrazado a sus cosas.


HACE UN AÑO QUE TE FUISTE
(Francisco de Val)

Hace un año que te fuiste
y aún no se me fue el sabor
de aquel beso que me diste,
de aquel beso que me diste
cuando me dijiste adiós.
Hace un año que te fuiste
y no te puedo olvidar.
Tu ventana está sin flores,
tu ventana está sin flores
y sin rosas el rosal.
Por dos senderos de gloria
llegaron hasta mis labios
dos lágrimas de tus ojos,
cuando me estabas besando.
Creí que estaba en el cielo
y me tembló el corazón,
cuando una lágrima mía,
cuando una lágrima mía
con las tuyas se besó.
Hace un año que te fuiste...
Dime cuándo has de volver
para salir a esperarte,
para llorar otra vez.
Para llorar de alegría,
si me dices, al llegar,
que, esta vez, sólo la muerte,
que, esta vez, sólo la muerte
nos podría separar.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Ciertamente que son versos enternecedores. ¿Sientes tú lo mismo cuando Ceci te besa? Yo por si acaso solo te mando un abrazo y la esperanza de volver a vernos otra vez en Mendillorrri. Narciso